Cruzando el bosque.

Novela gráfica, con guión y dibujo de Emily Carroll.

El cuento de la criada.

Novela de ciencia ficción que presenta una distopía en la que la mujer ha perdido todo signo de libertad e independencia.

Locke and Key

Reseña de "Locke and Key", novela gráfica de terror escrita por Joe Hill e ilustrada por Gabriel Rodríguez.

Críticas de series.

Repaso a las series vistas en los últimos meses: Narcos y The Fall.

Doctor Who

Impresiones sobre la serie de ciencia ficción, desde su etapa clásica.

22/10/12

Memorias del águila y el jaguar I: La ciudad de las bestias


La ciudad de las bestias
Isabel Allende
#1 Memorías del águila y el jaguar
Montena 
304 páginas | 2002

Alexander Cold va a vivir una aventura que jamás olvidará: debe acompañar al Amazonas a su excéntrica abuela Kate, quien tiene que escribir un artículo para una revista sobre una extraña y desconocida criatura, llamada la Bestia. Un nuevo mundo se abre ante los ojos de Alex: no solo el de la exuberante y desconocida selva con sus extraordinarias habitaciones, sino también el del lado más oscuro del hombre.



En el primer libro de la trilogía "Memorias del águila y el jaguar", Isabel Allende nos sumerge en el Amazonas, donde nos encontraremos con personajes de lo más variopintos, desde indios a seres fantásticos. 


Es la primera vez que leo una novela de Allende, y la verdad es que me ha sorprendido. He disfrutado de los paisajes y de las descripciones que hace sobre la vida que llevan los indios, los peligros a los que se enfrentan... Sin duda es lo que más me ha gustado. Lo que menos: que el final, al menos para mí, no ha sido algo inesperado sino algo que ya había imaginado casi desde el principio del libro. Aunque predecible, recomendado para los que tienen un pequeño antropólogo-a en su interior.

13/10/12

El coronel no tiene quien le escriba


El coronel no tiene quien le escriba
Gabriel García Márquez 
Debolsillo 
104 páginas | 2006

El coronel no tiene quien le escriba fue escrita por Gabriel García Márquez durante su estancia en París, adonde había llegado como corresponsal de prensa y con la secreta intención de estudiar cine, a mediados de los años cincuenta. El cierre del periódico para el que trabajaba le sumió en la pobreza, mientras redactaba en tres versiones distintas esta excepcional novela, que fue rechazada por varios editores antes de su publicación. Tras el barroquismo faulkneriano de La hojarasca , esta segunda novela supone un paso hacia la ascesis, hacia la economía expresiva, y el estilo del escritor se hace más puro y transparente. Se trata también de una historia de injusticia y violencia: un viejo coronel retirado va al puerto todos los viernes a esperar la llegada de la carta oficial que responda a la justa reclamación de sus derechos por los servicios prestados a la patria. Pero la patria permanece muda....


El coronel y su mujer viven en la pobreza extrema. Ella remienda una y otra vez la ropa, pone piedras a cocer para que los vecinos no noten que lleva días sin cocinar... mientras, él, se aferra a su único bien: un gallo de pelea, y semanalmente sigue la rutina de visitar el puerto en espera del correo. Desde hace quince años espera una carta que salvará su situación, la respuesta por el reclamo de la pensión que le corresponde por su servicio prestado a la patria.

 ::

Lectura muy sencilla, ya que tiene pocos personajes y es fácil seguirles. Además cada uno muy bien descrito y definido, me han gustado cada uno de ellos.

La historia, de una manera global, me ha gustado. Familia que malvive se aferra a la ilusión de un dinero prometido y al recuerdo de los seres queridos. Sin embargo el final me ha sabido a muy poco. Te quedas como estabas antes de leerlos ya que la situación no se aclara, para bien o para mal.

5/10/12

Del amor y otros demonios #1


El marqués, agradecido con su suerte, se propuso enmendar el pasado y conquistar el corazón de la hija con la receta de felicidad aconsejada por Abrenuncio. 
Le consagró todo su tiempo. Trató de aprender a peinarla y a tejerle la trenza. Trató de enseñarla a ser blanca de ley, de restaurar para ella sus sueños fallidos de noble criollo, de quitarle el gusto del escabeche de iguana y el guiso de armadillo. 
Lo intentó casi todo, menos preguntarse si aquel era el modo de hacerla feliz.

Gabriel García Márquez