Cruzando el bosque.

Novela gráfica, con guión y dibujo de Emily Carroll.

El cuento de la criada.

Novela de ciencia ficción que presenta una distopía en la que la mujer ha perdido todo signo de libertad e independencia.

Locke and Key

Reseña de "Locke and Key", novela gráfica de terror escrita por Joe Hill e ilustrada por Gabriel Rodríguez.

Críticas de series.

Repaso a las series vistas en los últimos meses: Narcos y The Fall.

Doctor Who

Impresiones sobre la serie de ciencia ficción, desde su etapa clásica.

23/6/17

Luna II: Luna de lobos


cubierta-libro-luna-de-lobos-de-ian-mcdonald Luna. Luna de lobos (Luna. Wolf moon)
Ian McDonald (Traducción de José Heisenberg
Luna #2
Ediciones B  |  Nova
Tapa blanda  |  Ebook
396  páginas  | 2017

puntuacion-de-cuatro-y-medio-sobre-cinco





Segunda novela de la trilogía de Ian McDonald, Luna, donde cinco familias continúan luchando por dominar la economía del lugar, situándose en una posición superior al resto de Dragones.  

Para quien no haya leído aún Luna nueva, recomiendo guardar esta entrada y regresar tras su lectura (y para los indecisos, también recomiendo leer la primera reseña ¡y que os anime a enfrentaros a la novela!), pues debido a los acontecimientos que tienen lugar en la primera novela, es complicado no revelar información de sucesos que afectan en el desarrollo de la historia en Luna de lobos.  En otras palabras, escribiré sobre el final de la primera novela, destripando lo que sucede. 






Año y medio después de la caída de los Corta, los supervivientes atraviesan sus peores momentos, intentando superar las muertes de sus seres queridos, encontrar su lugar en el mundo, y cómo reponerse a ver todo su hogar destruido.  Los miembros de la tercera generación se encuentran a salvo. Robson, quien en el pasado tuvo un contrato matrimonial con un Mackenzie, en la actualidad ha sido adoptado (en realidad lo único que les interesa a los Mackenzie es tenerlo bajo su control) por uno de los hijos del Dragón Robert Mackenzie. Lucasinho (quien sigue realizando tartas y dando rienda suelta a sus pasiones) y Luna se encuentran junto a los Asamoah, después de que Lucasinho hiciera uso del pendiente que Abena le entregó tiempo atrás. 

Ariel y Wagner sobrevivieron, pero ninguno de ellos se hace cargo de sus sobrinos ni intentan recuperar Corta Helio. Ariel pasa sus días bebiendo y trabajando como abogada en casos sin gran relevancia, mientras Marina cuida de ella. Wagner, continúa alejado de los suyos, viviendo con su manada y trabajando con su equipo de cristaleros.  Todo parece indicar que estamos ante el fin de la supremacía de los Corta, no solo porque son los Mackenzie quienes ahora usurpan su lugar, sino porque ninguno de los supervivientes parece interesado en recuperar su lugar (los adultos han sido duramente castigados, y los jóvenes están más interesados en sus amoríos o pasiones y están demasiado asustados para luchar contra la Luna). 





La trama dedica más atención al resto de familias, como los Sun y los Asamoah, que en la primera novela no tuvieron tanto protagonismo. Sun nui shi es un personaje muy interesante, juega con la posición que le da todo el conocimiento que ha obtenido durante sus años, utilizándolos para colocar al resto de familias en el lugar que a ella y su familia más les beneficia.  Por el momento utiliza sus cartas en las sombras, mientras deja que los Dragones con mayor posición (por el éxito de sus compañías), como los Corta y los Mackenzie, se despedacen entre ellos. 

Es una obra más coral, con un gran número de personajes narrando su historia. Al conocer a la mayoría de estos personajes no es complicado seguir las distintas tramas, pero en ocasiones puede desconectar al lector al saltar de un personaje a otro cuando la historia está en un momento interesante. 



Esperaba una novela de enlace entre el gran suceso del primer libro y que nos preparara de cara al desenlace de la trilogía. Esperaba encontrar cómo volvían a posicionarse todos los personajes. Pero he encontrado mucho más. Y es que desde los primeros capítulos, Ian McDonald nos sorprende con nuevos eventos para mostrarnos que realmente que en la Luna hay mil maneras de morir. 

También hay momentos para la esperanza. Entre guerras, traiciones, muertes... Luna nos muestra la cara amable del lugar. Aunque es consciente de todo lo que está sucediendo, permanece fuerte e ilusionada. Sus escenas con Lucasihno son tiernas y las he agradecido mucho.  Incluso disfruté con las cuatro páginas hablando de tartas y su sociología, será porque me encanta la repostería. Aunque la guinda en esta escena vuelve a ponerla  Luna




Me ha decepcionado la trama de cierto personaje. Como afirmaba Dorothy en el Mago de Oz, "no hay lugar como el hogar" y en esta novela tenemos a dos personajes intentando regresar a su hogar. Esperaba más de una de las tramas (de la otra, nada), durante una parte de la novela se desarrolla en otro punto temporal respecto al resto de eventos, y tiene unos giros que me han parecido forzados. Finalmente se une a la trama central con un descubrimiento que volvió a dejarme alucinada, y todo hace indicar que tendrá mucho protagonismo en el desenlace de la trilogía.

Todos los personajes permanecen en la posición adecuada para comenzar la batalla final. El último libro promete ser apasionante. ¡Demasiados interesados e interesadas en hacerse con el control de la Luna! 

20/6/17

Crónicas del fin III: Testamento




Testamento 
Gabriella Campbell y José Antonio Cotrina 
Crónicas del fin #3 
Ebook
71 páginas  | 2017









Escenas apocalípticas repletas de sangre y vísceras. Y monstruos gigantescos surgiendo por grietas en el cielo. Un futuro plagado de monstruos, contaminados, magia y supervivencia. A esto se suma una protagonista como Adra, con quien nos hemos adentrado en un búnker y exterminado enemigos. 
Y si todo esto no es suficiente para leer Crónicas del fin, llega la tercera entrega para profundizar en la historia, con un nuevo personaje y una ambientación que se suman a las razones por las que esta saga merece mucho la pena. 



 El dios en las alturas, Adra toma una arriesgada decisión para poner a sus compañeros a salvo del peligro del Chacal y de los engendros. Decisión que tiene unos resultados nefastos, pues ataca a quienes pretendía mantener a salvo. ¿Qué ha sucedido con Gale y Angie? ¿Y con los miembros de Baluarte? Adra llega a su asentamiento para intentar subsanar su error. 


El olor de Testamento era un aroma pesado, que se te colaba por las fosas nasales y te arañaba la garganta, un olor al que nunca te acostumbrabas. Para Adra era el olor de la seguridad. Allí estaba a salvo, o al menos estaba a salvo de los monstruos y aberraciones que vagaban por el mundo.





Testamento. Hogar de Adra y Winston.
La joven al fin llega a su vivienda y pide ayuda a su vecina, Décima, para que cuide de Gale y Angie mientras ella sale a las calles en busca de una manera de curar a Gale, quien ha sido mortalmente herido. Si, mortalmente. Dos veces.
Mientras en la primera novela Adra tenía dudas respecto a salvar al chico del búnker (y complicarse la vida), ahora está cada vez más segura de la importancia que tiene Gale en la lucha para terminar con leviatanes, engendros y otros seres. Por tanto, mantenerlo con vida es para ella esencial. 



En la tercera novela aparecen personajes muy épicos, como la mencionada Décima, que nos regala una entrada triunfal y grandes momentos; y varios personajes más a los que Adra pedirá ayuda en Testamento y que funcionan bien como secundarios.  Y mientras la trama se desarrolla, en esta ocasión de una manera más pausada (en la primera parte, al menos) descubrimos la grandeza de Testamento mientras acompañamos a Adra en su búsqueda. 




Campbell y Cotrina reúnen en la novela todos los elementos necesarios para dar sentido al mundo de Crónicas del fin. La ambientación y localización de Testamento está narrada de una manera espectacular. Prometo que iría a una atracción donde poder adentrarme en estas calles (digo una atracción porque también hay que ser sincera, vivir siempre en un lugar como ese, no lo veo, ni me gustaría tampoco olerlo).   Conocemos en mayor profundidad cómo es la vida actual en un asentamiento como Testamento, y cómo han conseguido sobrevivir después de la llegada de los leviatanes.

Esto hace que sea hasta el momento la mejor novela que he leído de la saga (¡quedan dos más por publicar! junto a  una serie de relatos que los autores están compartiendo en Gabriella Literaria para hacer la espera más amena!). 





Adra continúa siendo igual de misteriosa. No debe ser fácil confiar en las personas. Será con Décima con quien se sincere, revelando algo que sucedió durante su primer encuentro con el Chacal. Juntas, intentaran llegar al lugar donde obtener las respuestas necesarias.  Pero esto ya será en la siguiente novela, donde Mordiscos nos llevará hasta Malparaíso.



15/6/17

Crónicas del fin II: El Dios en las alturas





El Dios en las alturas
Grabriella Cambell y José Antonio Cotrina
Crónicas del fin #2 
Ebook
65 páginas  | 2017







Continuamos con las aventuras de Crónicas del fin, con una segunda novela que arranca con un prólogo donde Sarah participa en la batalla librada contra los monstruos gigantes que surgieron de las grietas en el cielo.  Con estos prólogos conseguimos tener cierta información sobre qué sucedió para que en la actualidad nuestra protagonista viva en un lugar tan peculiar, con la dosis justa en un pequeño prólogo que consigue que la trama de los capítulos no queden en pausa para narrar historias de otros tiempos. 




El cielo está hecho de carne y vísceras. De las alturas cuelgan remolinos de materia orgánica, hebras huecas, tubulares, que se desprenden del titán que nada en la mesosfera.


De regreso al búnker, en esta ocasión desde el punto de vista de Gale tras ser dejado atrás por Adra. Winston y él esperan a si regreso tras derrotar al Chacal. Aunque él tenía dudas sobre qué pasaría después, Adra le libera y le pone en situación: deben abandonar las instalaciones pues en breve llegarán refuerzos. Desgraciadamente un grupo de guardias llega a la zona y los detiene, junto a varios contaminados más. 


Adra espera paciente el momento de huir de sus captores. Aún no ha descubierto quién es en realidad Gale pero sabe que es importante y por ello decide mantenerle a su lado, a pesar de su cambio de suerte desde que decidió adentrarse en el búnker siguiendo a su perro. 




Una segunda parte que sigue la estela de la anterior, ofreciendo grandes escenas de acción con los monstruos y contaminados que pueblan el planeta.  Surgen grandes incógnitas en torno a la figura de Gale, del que creía que tendríamos más respuestas pero continúa siendo un misterio. ¿Se cruzará en algún momento con el protagonista de sus pesadillas? ¿Será una pieza clave para terminar con los leviatanes y otros seres? 



Aquella maraña de muerte viva estaba cubierta por una película líquida, un cruce entre rocío y sudario que caía como un cortinaje raído sobre sus cuerpos. Se movían de forma dispareja, unos se arrastraban, otros cojeaban. Lo único que se movía en sincronía en aquel espanto múltiple eran los ojos (ojos grandes, pequeños, como tajos, como bocas, ojos sangrientos, esmeralda, amarillos…). Y ahora todos esos ojos estaban clavados en ellos.


Son presentados nuevos personajes, dando mayor profundidad a la historia, con los guardias y su organización, y la introducción de contaminados, personajes que en la primera novela no tenían gran protagonismo, sino que eran descritos por Adra sin un trato cercano. La vida de la protagonista se cruzará con la de los gemelos, el gigante, el chico araña, la mujer anémona... sin olvidar a Gale.

Los capítulos finales son una locura. De esos que te mantienen frente a la pantalla hasta terminar el libro, porque quieres saber qué va a suceder, aunque imaginas que nada bueno tal y como está dispuesta la partida, con demasiados frentes abiertos. ¡Parece que ninguno de los personajes reza al Dios de las alturas!




La historia continúa con Testamento, novela que reseñaré próximamente y de la que puedo adelantar es mi favorita hasta el momento.