22/11/13

El Vatídico II: Asesino Real


Asesino Real (Royal Assassin)
Robin Hobb (Traducción de Manuel de los Reyes)
La factoría de ideas 
656 páginas | 2011 

Traspié ha sobrevivido a su primera misión peligrosa como asesino del rey, aunque de resultas ha salido muy mal parado. Maltrecho y resentido, se propone quebrantar su juramento al rey Artimañas y quedarse en las lejanas montañas. Pero el amor y unos hechos de tremenda urgencia lo llevan de regreso a la corte de Torre del Alce y a las mortíferas intrigas de la familia real. Los Corsarios de la Vela Roja, renovando sus feroces ataques sobre la costa, dejan a su paso aldeas calcinadas y víctimas enloquecidas. El reino sufre asimismo un ataque desde dentro, pues la traición amenaza el trono del rey afligido. En este momento de gran peligro, la suerte del reino podría estar en manos de Traspié, cuyo papel en la salvación de los Seis Ducados bien pudiera exigirle el más terrible de los sacrificios...

Tras los hechos narrados en Aprendiz de Asesino, Traspié, muy debilitado tras ser el hombre del Rey, decide continuar su vida lejos de los Vatídico, en el Reino de las Montañas. Burrich, quién finalmente perdonó al joven, se queda junto a él.   Desgraciadamente, Traspié no consigue la paz que tanto ansía, y sus días alejado de su rey terminan cuando sueña con los forjados y antiguos seres muy queridos para él.

De todas las bromas crueles que me había gastado recientemente el destino, decidí que despertar era la más cruel de todas.


Durante la primera parte, "Asesino Real" vemos como Traspié deja atrás si niñez para convertirse en un hombre. Además de su progreso en otros estudios, siempre solicitados por Veraz, su Rey a la Espera. Tal vez esta parte esté demasiado centrada en su persona, ya que he extrañado el protagonismo de otros personajes de interés, como Regio, o el Bufón. (En este punto me gusta más la forma de narrar de Las Leyes del Mar, al contar con varios narradores). 

Vaya manadas hacen los hombres, observó transcurrido un momento. ¿Cómo podéis cazar juntos si sois incapaces de correr todos en la misma dirección?

La segunda parte, "La fragilidad del Asesino" es perfecta. Robin Hobb consigue transportarte al castillo de Torre del Alce, donde visitas el Jardín de la Reina, incluso recibes a otros nobles de los Seis Ducados. Los ves. Sientes el castillo y a su gente, el olor de la cocina, las velas de Molly, y la presencia del bufón. Una maravilla. 

Y esto también es debido a la magnífica traducción de Manuel de los Reyes, quién ya me encantó en Las leyes del mar. En su traducción se ve perfección, todo encaja correctamente y sientes el respeto que tiene a la obra original. 

A través de las introducciones que hay en cada capítulo, continuamos conociendo el pasado de la familia real, así como las costumbres, religión, y sus mitos.  A los Corsarios de la Vela Roja, que continúan su asedio; los forjados, el conocimiento de la Habilidad y la Maña, se suman los Vetulus.  El cóctel que Hobb ha preparado para el último libro es de lo más interesante.

Hay un lugar donde cada momento es ahora, y las decisiones son sencillas y siempre te pertenecen.

0 comentarios:

Publicar un comentario