9/3/15

Uzumaki, de Junji Ito


Uzumaki
Junji Ito 
VIZ Media LLC 
648 páginas  |  2013


Kurôzu-cho, un pequeño pueblo en la costa de Japón, está maldito. Según Shûichi Saito, el novio de Kirie Goshima, su ciudad está embrujada no por una persona o ser, sino por un patrón: uzumaki (la espiral). Se manifiesta en todo, desde conchas marinas y torbellinos en el agua, marcas en espiral en el cuerpo de las personas... 

El pasado febrero los chicos de The Spoiler Club comentaron que su próximo programa sería sobre Uzumaki,  de Junji Ito. Desde hace un tiempo quiero leer terror, pero que de verdad me de miedo, mal rollo, asco... (Sin que toque mis fobias. Por supuesto). Aunque pensaba más en una novela, me animé a leerlo porque los animes de este género son mis favoritos, y para qué esperar más tiempo, si lo único que iba a ganar eran spoilers... 


Uzumaki fue publicado en 1998 en 3 tomos, por la editorial Shogakukan. En España se publicó en 2004 en la colección Biblioteca Pachinco de Planeta DeAgostini, en 6 volúmenes, con traducción de Marc Bernabé y Verónica Calafell.  Esta edición está descatalogada, con un poco de suerte,  puede encontrarse en segunda mano.


Kirie Goshima vive en Kurozu, un pequeño pueblo costero de unos 6.000 habitantes. En una conversación con su novio Shuichi, este le pedirá que se fuguen juntos, pues teme que algo malo esté sucediendo en el pueblo y a todos sus habitantes.

Shuichi no le da más explicaciones, lógico si no quiere que su novia piense que está volviéndose loco, pero sus temores no son infundados: su padre, en su obsesión, ha dejado de ir al trabajo para poder pasar todo el tiempo en el estudio observando los objetos con forma de espiral que ha ido coleccionando.  El padre de Shuichi será la primera víctima de la maldición. Pero con el paso de los días, Kirie comprueba que en el instituto algunos alumnos comienzan a comportarse de manera extraña.


Remolinos en el agua, torbellinos de aire, humo de la incineradora que adquiere forma de espiral, personas que comienzan a obsesionarse con esta figura hasta el nivel de eliminar de su cuerpo cualquier forma similar, o sufren en su cuerpo siniestras mutaciones... Toda la población de Kurozu está maldita. 

Dividido en 19 capítulos, en los primeros nos encontramos historias con un carácter más independiente, donde un personaje, relacionado en la mayoría de ocasiones con  Kirie, sufrirá los efectos de la espiral.   Algunas historias me han resultado más simples, pero se agradece un descanso después de tanta escena grotesca.  Me ha sorprendido descubrir que mientras leía la historia no tenía la necesidad de conocer qué estaba provocando la maldición. Así de bien escrito está.


El miedo es muy subjetivo, lo que a una persona puede darle pánico a otra no le afecta. Junji Ito ofrece un abanico amplio de historias terroríficas donde es complicado no sentir cierto mal rollo. Tiene diálogos que se te meten muy dentro, e ilustraciones enfermizas.   No me ha dado miedo de tener que dejar de leer para evitar pesadillas,  al revés, comencé la historia y no paré hasta terminar las más de 600 páginas. Pero si me dejaba con cierto mal rollo, y hay algunas escenas que no voy a olvidar fácilmente. 



¿Recomendable?
Si te gusta el género, absolutamente SI. 
En el caso de que las historias de terror te gusten, pero no tanto el gore, tal vez es recomendable adquirir el primer número de la edición dividida en 3 volúmenes, si no te gustan los primeros capítulos la sensación no va a mejorar... 

2 comentarios:

  1. Me jode descubrir esto porque tiene toda la pinta de que me puede gustar pero el hecho de que esté descatalogado... >_< Tendré que preguntar a algunos amigos o directamente a un par que llevan tiendas de cómics a ver si saben algo, en otra edición o lo que sea.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una pena que haya tantos títulos descatalogados en España. En inglés hay dos ediciones (la que he puesto aquí y otra que son tres tomos), y aunque no domines mucho el idioma, al ser novela gráfica y no ser todo texto se hace más sencillo de leer, y tener al lado un diccionario.

      Sino pues en tiendas de segunda mano o alguien que te lo pueda prestar.

      Eliminar