10/9/15

El Trono de la Luna Creciente


El Trono de la Luna Creciente (Throne of the Crescent Moon)
Saladin Ahmed (Traducción de Manuel de los Reyes
(The Crescent Moon Kingdoms #1)
Fantascy 
400 páginas  | 2015


En los Reinos de la Luna Creciente, la lucha por el poder entre el tiránico califa y un misterioso ladrón que se hace llamar el Príncipe Halcón se acerca a su punto culminante. En medio de la rebelión que está gestándose, una serie de asesinatos de origen sobrenatural asola el corazón del reino. Solo un reducido y variopinto grupo de héroes será capaz de dar con la verdad e intentar parar la matanza.


Descubrí esta novela hace ya algún tiempo mientras “navegaba” por la web del traductor de la obra al español, Manuel de los Reyes. Creo no equivocarme si digo que por aquel entonces no tenía ni fecha de publicación, ni portada, ni nada... pero la curiosidad me hizo buscar más información y descubrir un poco sobre la ambientación de esta historia.

Después llegó la (larga) espera hasta su publicación. Debí dar bastante guerra por las redes, porque Manuel me escribió diciéndome que si esperaba un poquito más, me regalaría un ejemplar. Libro que vivió su propia odisea para llegar a mis manos y que es un ejemplo más de lo que viene siendo la vida (o al menos, la mía). Pero como un personaje de esta historia nos enseña: “La paciencia, es la principal virtud del guerrero”.


No os engañaré: en todo ese tiempo no leí la sinopsis. Conocía la ambientación con tintes orientales, con califas, ladrones, asesinos y héroes que deben salvar el reino. Esto era suficiente para mí. Y después de leer el libro, y leer la sinopsis completa, creo que es suficiente con la que yo he puesto en la ficha. No me gusta que me cuenten en la sobrecubierta lo que voy a descubrir más allá de las primeras 50 páginas.





La historia se desarrolla en la ciudad de Dhamsawaat. Una ciudad bulliciosa donde ir de un barrio a otro puede llevarnos un día de viaje. Salalin Ahmed ha hecho una gran labor de ambientación, sin hacer de esta una novela llena de complejas descripciones, ha logrado transmitir cómo es la vida en una ciudad llena de contrastes. Los protagonistas son también una muestra de distintas maneras de vivir y ver la vida.


Adoulla Makhslood, es cazador de gules. A sus sesenta años de edad, siente que su fuerza y vitalidad ya no son suficientes para desempeñar con éxito su trabajo contra tales bestias. Cuando no espera mucho más de esa vida, un nuevo peligro acecha a los ciudadanos de Dhamsawaat. Una vez más, tendrá que marchar con la compañía de su pupilo para dar caza a los gules que han asesinado a la familia de una querida amiga suya.

Raseed bas Raseed, pertenece a  la Orden de los Derviches. Es un gran guerrero y desde hace dos años es el aprendiz de Adoulla. El derviche tiene una fuerte convicción religiosa, intentando actuar siempre según dictan los  Capítulos Celestiales.



Tras una primera parte un poco lenta, más personajes se irán uniendo a la pareja, como Zamia y Litaz, dos personajes femeninos de gran relevancia en la historia. La narración en ese momento comienza a alternar puntos de vista en cada capítulo, de una manera muy original pues no va saltando de un personaje a otro sin más.

El desenlace me resultó un tanto precipitado. Quedaba mucho que contar en pocas páginas, y esperaba más del gran enfrentamiento. Deseo que Ahmed nos regale pronto la oportunidad de regresar a su reino, con más magia y acción y enemigos a los que enfrentar.




No sé que puedo decir sobre el trabajo de Manuel de los Reyes que no haya dicho en ocasiones anteriores. Si he recorrido Dhamsawaat como si me encontrara protagonizando una larga secuencia por sus calles, ha sido gracias tanto a su autor, Saladin Ahmed, como a la pluma (o teclado) que le ha dado las palabras necesarias en nuestro idioma para que mantuviera toda la magia.

Y aquí entre nosotros... cuando un personaje se “atusa”, y no se “mesa” la barba, me emociono. Gracias Manuel por regalarme el ejemplar. Y por tu gran trabajo.  






@saladinahmed
Saladin Ahmed imparte clases de escritura creativa en diversas universidades estadounidenses desde hace una década. Sus relatos han sido nominados a los premios Nebula y Campbell, publicados en varias revistas y antologías, y traducidos a cinco idiomas.

"El Trono de la Luna Creciente" es su primera novela, con la que ganó el Premio Locus a la mejor primera novela en 2013. Fue finalista de los premios Nebula y Hugo a la mejor novela, y del British Fantasy Award al mejor debut.


4 comentarios:

  1. Lo tengo apuntado en la wishlist, pero siempre acabo pasándolo por alto porque me hice a la idea de que era literatura infantil (quizá por la portada) y no soy muy amiga de esa clase de libros, pero no sé que hacer, porque me has picado la curiosidad... hummm voy a atusarme la barba mientras me lo pienso XDDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo siento debilidad por la cultura árabe. Era como estar disfrutando de "Las mil y una noches" o "Aladdin".
      No lo metería en infantil por algunas descripciones de lo que hacen los gules. Lo recomendaría para al menos 13 o 14 años.

      Eliminar
  2. Hola :) Vale, lo quiero leer (ya lo tenía en la lista, pero bueno, ahora de verdad de la buena XD). Me encanta la ambientación al estilo Las mil y una noches, y meter fantasía dentro de un mundo de ese tipo llama mucho la atención. Me has picado, ademas es de Fantascy y traducido por Manuel de los Reyes, para mi eso siempre asegura un extra de calidad en lo que estoy leyendo. Un besin^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Ya contarás que te parece cuando lo leas. Besos!

      Eliminar