2/2/13

La sociedad - Black Mirror #1


Hace unos días Grekiu me recomendó una miniserie que está por estrenar su segunda temporada: Black Mirror. Solamente he visto un capítulo y ya hay tantas cosas que quiero decir... Es brillante. 

Intentaré no hacer muchos spoilers mientras os pongo en situación: Persona de la realeza es secuestrada. El primer ministro será fundamental para su liberación. Si el primer ministro se presta a lo que el secuestrador le pide dejará a la princesa en libertad. 

- Ahh, que innovador... nunca he visto este argumento... - Me diréis, pues es lo mismo que me dije yo cuando leí la sinopsis. Error. Aquí lo menos importante es precisamente lo que suceda con el secuestro, aunque gracias a el, Otto Bathurst nos regala una fantástica critica a la sociedad. 


Entre las muchas interpretaciones que podemos y hacer, las mías han sido las siguientes: 


1.- Cuando actuamos como masa nos volvemos muy valientes (para algunas cosas) y además nos vemos con el derecho de no sólo opinar sino valorar a otra persona en lo que debe o no debe hacer (y empujarla a hacerlo). 

Es inevitable opinar, pero cuando está en juego nuestra integridad como personas, es increíble la facilidad que tenemos para decirle a esa persona que la pierda ya que debe hacer lo correcto (y en este caso lo "correcto", está por encima de su integridad personal). Ahora... estoy segura que nadie o casi nadie estaría dispuesto a someterse de ese modo, y más teniendo en cuenta por quien lo haces. Y esto me lleva al siguiente punto. 


2.- Puedes plantearte hacer cualquier cosa por un ser querido. Y hacerlo. 
Lo haces por alguien a quien quieres y quieres que siga contigo aunque sufras por lo que tienes que hacer. Pero destrozar tu vida por alguien que no conoces, no quieres, no le debes nada... ¿difícil no? Y más cuando te piden un precio tan alto. 

En este caso se trata de hacer algo por una persona que no conoces. Pero que tiene una posición alta en la escala social. Nadie me pediría que hiciera nada si la persona fuera de otra clase social...  Además, ¿Haría esa princesa lo mismo por mí si fuera yo la secuestrada? Lo dudo. 


Y lo "mejor" para el final. 
3.- El morbo. 
Toda la población deseando que esa persona caiga a lo más bajo, sonriendo, ¡apostemos si lo hace!, tomando cañas con amigos mientras esperas el gran momento... calles vacías... 
Ya no se de quien es la culpa. De la sociedad que necesita ciertas imágenes y la prensa te las regala, o de la prensa que las da y de paso la sociedad las acepta. 


4 comentarios:

  1. Pones Grekiu y enlazas a VadeGamers... como si fuese suyo. Araq te va a canear.

    Me suena esta serie, seguro que mi novia la ha visto porque me ha contado algo así... y más, claro. Si es esa, cada capítulo va de algo completamente distinto, no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jo encima que os enlazo ese blog xD era eso o poner su twitter! :p

      Si por lo que he leído los otros dos capítulos que hay hasta el momento son distintos (incluso están grabados cada uno por un director) La verdad que es muy buena.

      Eliminar
  2. Es muy buena esta miniserie. La crítica social que realiza a lo largo de los tres episodios es feroz, pero ya solo centrándonos en el primero, como dices, habría material para hablar largo y tendido.

    Esas calles vacías, ese final tan magnífico... puf. Y luego te deja dándole vueltas al tema, cumpliendo su cometido. Ya dirás qué tal los otros dos :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La parte final me afectó bastante. Vamos... tuve que parar el video y luego adelantar imagen... reparé en las miradas de todos, y no daba crédito, asqueados pero sin apartar la mirada y como dices... las calles vacías. Hoy terminé de ver la temporada, es muy buena la verdad!

      Saludos! :)

      Eliminar