20/5/14

El amor en los tiempos del cólera


El amor en los tiempos del cólera 
Gabriel García Márquez
Debols!llo
496 páginas


La historia de amor entre Fermina Daza y Florentino Ariza, en el escenario de un pueblecito portuario del Caribe y a lo largo de más de sesenta años, podría parecer un melodrama de amantes contrariados que al final vencen por la gracia del tiempo y la fuerza de sus propios sentimientos, ya que García Márquez se complace en utilizar los más clásicos recursos de los folletines tradicionales. Pero este tiempo -por una vez sucesivo, y no circular-, este escenario y estos personajes son como una mezcla tropical de plantas y arcillas que la mano del maestro modela y fantasea a su placer, para al final ir a desembocar en los territorios del mito y la leyenda. 


Mi etapa literaria en la ESO se caracterizaba por leer libros que a esa edad no me interesaban o me aburrían y los sentía como algo tan obligado que no los disfrutaba. Fueron muy pocos los autores que me hicieron pasar horas y horas leyendo sin pensar en otra cosa. Entre esos autores se encontraba Gabriel García Márquez

Llevaba dos años sin leer nada del autor, y tras su fallecimiento, tampoco me lo había planteado (porque yo soy así...  y no soy de ponerte la canción de los Celtas Cortoscada 20 de abril). Pero... Sasy, de Gecko Books, organizó la lectura conjunta de "El amor en los tiempos del cólera" y no pude resistirme.

Sin embargo, Fermina Daza estaba todavía a salvo hasta de la simple curiosidad del amor, y lo único que le inspiraba Florentino Ariza era un poco de lástima, porque le pareció que estaba enfermo. Pero la tía le dijo que era necesario haber vivido mucho para conocer la índole verdadera de un hombre, y estaba convencida de que aquel que se sentaba en el parque para verlas pasar, sólo podía estar enfermo de amor.


Cuando Florentino conoce a Fermina sabe que está ante el amor de su vida. así se lo hará saber a ella de la única manera en la que pueden comunicarse: por carta. Tras ser aceptado por su enamorada, iniciaran una relación a distancia llena de sueños y promesas.  


Fue el año del enamoramiento encarnizado. Ni el uno ni el otro tenían vida para nada distinto de pensar en el otro, para soñar con el otro, para esperar las cartas con tanta ansiedad como las contestaban. Nunca en aquella primavera de delirio, ni en el año siguiente, tuvieron ocasión de comunicarse de viva voz. Más aún: desde que se vieron por primera vez hasta que él le reiteró su determinación medio siglo más tarde, no habían tenido nunca una oportunidad de verse a solas ni de hablar de su amor. Pero en los primeros tres meses no pasó un solo día sin que se escribieran, y en cierta época hasta dos veces diarias, hasta que la tía Escolástica se asustó con la voracidad de la hoguera que ella misma había ayudado a encender




La trama comienza en el presente, con los protagonistas ya adentrados en la tercera edad. Para ir contandonos poco a poco todo lo que sucedió desde que se conocieron hasta el presente.  No lo hará de manera lineal, sino fragmentando las décadas de cada personaje moviéndose en el tiempo con cada uno de ellos.

Conoceremos sus distintos puntos de vista. Y así, caminaremos junto a  Florentino; sufriremos por el desamor que Fermina le profesa; esperaremos 50 años, 9 meses y 4 días para repetir nuestra promesa de amor;  y llenaremos cuadernos narrando nuestros amores sin amor. También viajaremos junto a Fermina y sus pasiones y desencantos; amaremos a Florentino, y pensaremos  que sufre de romantiscismo crónico.  Conoceremos la historia de Urbino, aunque en menos dosis y en muchas ocasiones a través de los ojos de Fermina.

Pero el examen le reveló que no tenía fiebre, ni dolor en ninguna parte, y lo único concreto que sentía era una necesidad urgente de morir. Le bastó con un interrogatorio insidioso, primero a él y después a la madre, para comprobar una vez más que los síntomas del amor son los mismos del cólera.

Me encanta la narración. Como García Márquez nos va ofreciendo información adelantándose a la trama, para luego explicar cómo sucedieron esos hechos. Como viaja en el tiempo a través de las historias de cada personaje para hacernos partícipes de sus aventuras y desventuras. 

Es una historia de amor. Una historia sobre el paso del tiempo. De oportunidades. 


2 comentarios:

  1. Lo terminé anoche, al fin :) he disfrutado todas y cada una de las páginas que tiene, sin duda. Me ha sorprendido porque me lo esperaba un poco más como "Cien años de soledad" y no tan realista (aunque peculiar). Adoro, como tú, la escritura de Márquez, he marcado mil y un citas. Mira, en mi libro de lengua de este año sale una frase de Vargas Llosa (de "Cartas a un joven escritor", me parece) que dice que ninguno de los libros de este señor serían nada sin la prosa del autor, y que estas historias están unidas a esta escritura, y eso. Y me parece que tiene mucha razón. Es como que si estuviesen escritos por otra persona, de estas que tienen narrativa intercambiable, no sería ni la mitad de la mitad.

    Eso sí, no le recomendaría el libro a esa gente que dice "no, es que no me gustó porque no me cayeron bien los personajes". Personalmente odié a todos y cada uno de ellos, y mira, un 5/5 como una casa que se llevó en Goodreads. Pronto repetiré con el autor (me pasa algo, que siempre que leo libros de un autor, más si esta muerto, digo "bueno, quiero esperar antes de leer el siguiente", pero en este caso, como con King, lo único que quiero es leer otra novela suya. Tiene un gancho...)

    Un beso y gracias por participar!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto que es uno de los libros con menos dosis de "magia" de Márquez. En ese aspecto es más realista, claro que con el toque que caracteriza al autor.
      Sobre los personajes, pues si... no se salva ni uno, ni Florentino con esa fidelidad que no es tal (y sobretodo con su última relación...) ni Fermina que es tan... así. La madre de Florentino me caía maja xD

      Un beso y ha sido un placer!

      Eliminar