22/10/16

Black Mirror - 2ª temporada





Después del éxito de la primera temporadaCharlie Brooker regresó en 2013 con tres nuevas historias, escritas de manera íntegra por él. Nuevamente el  nexo de unión son las nuevas tecnologías.



“Be Right Back"  ("Vuelvo Enseguida)”
Ash (Domhnall Gleeson; The Revenant) y Martha (Hayley Atwell; Agente Carter, Los Pilares de la Tierra) acaban de iniciar su vida en pareja compartiendo su primera casa juntos. Su felicidad se verá truncada inesperadamente cuando Ash sufre un accidente de tráfico. Las nuevas tecnologías, que nos han otorgado a todos personajes virtuales, serán fundamentales para continuar con sus vidas.
Dirigido por Owen Harris, no consigue mantener el nivel que tenían los episodios anteriores. Si bien muestra un nuevo concepto a la hora de superar perdidas, reflejando al mismo tiempo el abuso de redes sociales, los contenidos que subimos a las mismas y la falta de privacidad. Un episodio muy emotivo, donde aspectos filosóficos y morales tendrán también un papel importante para el espectador. 


“White Bear" ("Oso blanco)”
Victoria (Lenora Crichlow; Being Human) despierta sin recordar nada. En un primer momento intentar comunicarse con sus vecinos para encontrar una explicación, pero nadie parece dispuesto a hablar con ella.  Esto sucede hasta que conoce a Jem (Tuppence Middleton; Sense8), quien le cuenta que toda la población está dividida en tres grupos claramente diferenciados: un grupo reducido está formado por personas como ellas, es decir, no recuerdan nada de su anterior vida;  otro grupo está formado por aquellos que tratan de darles “caza”; y en un último grupo se encuentra la mayor parte de la población, vouyeristas que graban todo lo que pasa a su alrededor con su teléfono móvil.
Carl Tibbetts nos ofrece una historia que en un primer momento puede recordarnos en algunos aspectos a The National Authem, el primer episodio de la primera temporada. El espectador creerá estar ante una crítica a los medios de información, a la falta de privacidad ante el dolor, etc. Pero pronto recordará que esto es Black Mirror, donde todo es posible. Una historia impactante.





“The Waldo Moment"  ("El momento de Waldo)”
Waldo es un oso azul de peluche que aparece en un famoso programa de televisión. Gracias a su éxito, Jamie (Daniel Rigby; Jericho), el comediante que controla a Waldo, consigue un episodio piloto para tener su propio programa. El tema se va de las manos, y aprovechando la campaña electoral, Waldo se presentará a las elecciones con la intención de terminar con la imagen del a priori, futuro ganador.
Dirigido por Brynn Higgins los fieles de Black Mirror podrán sentir que la esencia de la serie se pierde de alguna manera ya que la historia no supone un fuerte choque emocional al espectador. Lo que hace que este episodio sea un gran capítulo es que no critica algo que pueda suceder en una sociedad futurista donde los habitantes tienen chips detrás de su oreja, sino que muestra una realidad muy actual. Política, escándalos sobre varios políticos, y un oso de peluche que se alzará como la voz de la población indignada.


4 comentarios:

  1. "White Bear", es de esta temporada mi favorito y el que tiene un mensaje más cruel e inhumanizador que hoy en día, pienso, que se está dando en las sociedades ricas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese me dejó muy tocada. En la temporada 3 hay algún capítulo similar que también ha sido de mis favoritos. La semana que viene publicaré la crítica :)

      Eliminar
  2. Creo que me va a encantar, la verdad que no se por que no me he puesto con ella, de verdad. Entre el miércoles y jueves espero verme la primera temporada :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se ve muy bien al ser historias independientes. Si tienes una horita, la ves y ale... hasta otro día que tengas otro poquito de tiempo.

      Eliminar