5/4/17

Legion 1x07 - "Episodio 7"



Temporada 1
01 | 02 03 04
05 06 07 08



¡Este capítulo es Legión en estado puro! ¡Maravilloso! 
Acompañadme en este recorrido sobre qué ha ocurrido. ¡A partir de ahora hay spoilers!



En el centro psiquiátrico, Kerry (Amber Midthunder) continua siendo perseguida por el Ojo (Mackenzie Gray). Por cierto, que el psiquiátrico no tiene la apariencia que vimos por última vez, más bien recuerda al estado en que terminó cuando David (Dan Steven) y Syd (Rachel Keller) se tocaron y cambiaron sus cuerpos en el primer episodio.

El Demonio de ojos  amarillos con la apariencia de Lenny (Aubrey Plaza)  interroga a Amy (Katie Aselton) sobre el día en que David llegó a su casa cuando era un bebé. Lenny se pone furiosa pues Amy no tiene la respuesta que necesita. Detiene su interrogatorio para observar al grupo, pues alguno de ellos se encuentra fuera de la zona donde ejerce control. 



¿Recordáis que en el último episodio Oliver (Jemaine Clement) se coló en la ilusión y rescató a Cary (Bill Irwin)? Volvemos a ver la escena, en esta ocasión con más extensión y por tanto, explicaciones. Oliver cuenta a Cary que había estado observando a David y su monstruo, y que conoce su verdadera identidad, ya que leyó la mente de David cuando este estuvo en el plano astral. Se trata de Amahl Farouk, el Rey Sombra. Cary se reprocha por no haberlo descubierto antes, pues estaba bastante claro ya que una de las apariciones del parásito en la mente de David era en forma de un perro llamado King ("rey" en inglés).

Oliver muestra a Cary la realidad en la que están congelados. Oliver, que no recuerda ni siquiera a su mujer tras tantos años en el plano astral, no es lo suficientemente fuerte para detener a Farouk. Tampoco David puede hacer mucho, pues está atrapado en un pequeño rincón de su mente, y si no detienen rápido a Farouk, David terminará desapareciendo. Necesitan de la ayuda de todos. Y mientras Oliver traza un plan para salvar la vida de Syd y David (a quienes se dirige la bala), además de sacar a todo el grupo de la ilusión, Cary utiliza el traje de buzo para rescatar a sus compañeros.

De esta manera llega hasta la habitación de Syd (escena vista en el anterior episodio), y la lleva hasta un lugar seguro donde puede explicarle todo lo que está sucediendo (y que ella había ya descubierto por sí misma) y el plan para salir de ahí. Para no levantar sospechas, Syd regresa a la ilusión y trata de dar con el resto del equipo. Cary le entrega unas gafas para que tanto ella como sus compañeros puedan diferenciar lo que es real o una ilusión. 


Vemos el rescate de Melanie (Jean Smart) y su llegada a la casa donde David creció y su intento por mover a David y Syd de la trayectoria de las balas. Incapaz de soportar estar en la misma habitación que Oliver sin que este la reconozca, Melanie recorre la casa y descubre algo que no está congelado: una gota de sangre que flota lentamente hasta caer a un charco de sangre. Era una de las incógnitas de la serie (aunque en cierto modo, evidente) ¿por qué diablos dispararía Rudy (Brad Mann) a David? Lo cierto es que Rudy ha sido apuñalado por el Ojo, quien ha suplantado su identidad, acercándose así a los mutantes y sacando el arma en el momento ideal para terminar con la amenaza que el poder de David supone para la División Tres. 





Y si no era suficiente con toda la información obtenida, a partir de este momento las revelaciones continúan, pero lo hacen además de una manera espectacular. Ya sabíamos que David estaba atrapado, y finalmente la trama se centra en él. Grita dentro de un ataúd, y crea a una versión de sí mismo, pero de su parte racional, con quien comienza a entablar una conversación con la que descubrir cómo salir de ahí antes de que el demonio se apodere de él para siempre.  Su parte racional (que por cierto, tiene acento británico) le pide que piense en un aula, con una pizarra. Eso es lo que hace David, y de esta forma abandonan el reducido espacio del ataúd y aparecen en una clase repleta de pizarras. 

La parte racional pide que escriba en la pizarra todo lo que sabe de sí mismo. Solo las certezas. Una de ellas es que es adoptado, también que Lenny es un parásito y que conoció a su padre. Por tanto, su padre debe ser un mutante al igual que él, que debió luchar con el Demonio tiempo atrás, y vencerle (y por eso el Demonio quiere vengarse),  Aunque en un primer momento tiene dudas, después tiene la certeza de que era un bebé querido, pero que sus padres le dieron en adopción para protegerle, pero que de alguna manera Farouk le encontró y se adentró en su cuerpo.  Todas estas certezas van mostrándose en las pizarras, donde primero David comienza a escribir y dibujar, pero según avanza en la historia las imágenes pintadas en tiza cobran vida y toda la historia es narrada mediante esta animación, narrada por el protagonista de la serie. 





Mientras tanto, Syd encuentra a Rudy y Kerry. David intenta salir del plano astral para recuperar su cuerpo, y en la casa, Oliver intenta detener las balas. Con el Bolero de Ravel (versión de  Domi, Sergio Gallardo, Bermudez y Dani Aquado) Oliver trabaja en la escena; Cary intenta poner la corona con la que pueda alejar a Farouk de David; vemos a David atravesar puertas y más puertas en busca de una salida; y el Ojo llega hasta Kerry (qué obsesión) y comienzan a pelear. En ese momento, aparece Lenny, quien se descubre ante ellos como el Rey

Pero descubre lo que Oliver, Cary y Melanie están intentando hacer, así que deja la ilusión para librarse de David. Y tras deshacerse del Ojo, y se aproxima a Syd y Kerry, ¡Rudy despierta y la coge desprevenida! Que Rudy despierte en ese momento parece obra de Melanie, ya que cuando le encontró le susurró algo a su oído. 

Por si lo comentado en los dos últimos párrafos no fuera lo suficientemente épico con la música de fondo, hay que añadir que está presentado con formato de cine mudo, con intertítulos en lugar de diálogos, 





Cary pone la corona a David y este escapa de la ilusión, sacando a todos los que aún permanecían en ella. La escena se descongela, y David consigue girar a tiempo a su novia para ser él quien esté de espaldas a las balas. Cuando todos pensamos que ha sido herido, David muestra su mano, donde tiene atrapadas las cuatro balas. 

Todos salen de la casa, excepto el Ojo, que ha sufrido en la realidad el mismo destino que sufrió en la ilusión de Farouk. Una vez en Summerland, trabajan en librarse definitivamente del parásito, pues el artefacto no funcionará por mucho tiempo más.  

El centro y sus habitantes se sorprenden cuando un equipo armado aparece, la División Tres no está acabada (hubiera sido bastante decepcionante si hubiera terminado con tanta facilidad, por mucho poder que David tuviera). Un antiguo conocido de David, el personaje que le interrogó en la piscina, está a cargo del equipo, al que ordena matar al resto de personas, pues solo quiere a David



Estamos ante el mejor episodio de la temporada. Una obra de arte. 



0 comentarios:

Publicar un comentario