6/4/13

Saga Vanir IV: El libro de Gabriel (+18)


El libro de Gabriel
Lena Valenti
Saga Vanir #4
Vanir
509 páginas | 2011


Después de salvar la vida de la Cazadora, Gabriel es reclamado por los dioses para que tome su lugar en el Asgard. Ahora, convertido en einherjar, un guerrero inmortal de Odín, pasa su tiempo entrenándose en el Valhall, preparándose para el Ragnarök y recibiendo todo tipo de cuidados de las valkyrias. Sin embargo, el tiempo de preparación ha llegado a su fin. Tres de los objetos más poderosos de los dioses han sido robados para traer el caos a la Tierra y provocar un final de los tiempos adelantado. 



Los sucesos de la cuarta historia se desarrollan en el mismo espacio temporal que El libro de la Sacerdotisa y El libro de la Elegida. Sin embargo en esta ocasión conoceremos lo que sucede en el Vanenheim (hogar de los Vanir), en concreto en el Valhall, donde conviven las guerreras de Freyja: las valkyrias; y los guerreros inmortales de Odin: los einherjers, guerreros que son reclamados por las valkyrias.   Mientras tanto, en el Midgard dejaremos Londres para viajar hasta Chicago donde otro clan vanirio liderado por Miya (el vanirio samurai que conocimos en El libro de la Elegida en una breve aparición junto con Daanna), resiste los envites de Loki por adelantar el Ragnarök.

Los protagonistas de esta historia son Gabriel, el Engel, lider de los einherjars, y Gunnr una valkyria que no ha conseguido despertar todos los poderes que las caracterizan. De su mano y de la de otros guerreros como Rota, Bryn, Clemo...  conoceremos a los guerreros de Odin y Freyja que aunque habían sido mencionados en los anteriores libros, nos eran casi ajenos. 


El libro me ha gustado, pero no como los anteriores, me ha gustado conocer por fin la historia de valkyrias y einherjars y leer escenas con dioses que aún no habían aparecido, como Thor. Además, aunque en el tercer libro terminé un poco perdida con tanto personaje en la causa "pro-loki" en esta ocasión obtendremos muchos datos que a mí particularmente me han ayudado bastante. 

Los personajes, sobre todo Gunny, genial. Con él he quedado un poco defraudada, en los anteriores parecía un ángel, soso, que pintaba poco, pero cuando pintaba era buena gente, amigo de sus amigas.. y aquí es un imbécil. No se que manía con hacer que todos los protagonistas masculinos sean unos machos dominantes que trataran a la chica como una mierda (el único que se salva algo más es Menw). Me ha encantado conocer más al personaje pero en serio, no se porque todos tienen que tener ese perfil... a mí al menos me aburre un poco.  Como me sucedió en El libro de la sacerdotisa, he llorado, pero en esta ocasión no por emoción por un reencuentro o algo así, sino de pena, en el momento que la protagonista toca fondo por culpa de este este "ángel" que le ha tocado como einherjars. Que desilusión... 

Lo mejor:  Conocer por fin el Asgard, a sus dioses, a sus guerreros. Gunnr.
Lo peor: Cansa que todos los chicos sean un macho alfa que trata a la chica como una mierda, por el motivo que sea. Igual estoy esperando que aparezca un personaje de tamaño ya no bajito, sino normal, todos miden casi dos metros, son guapísimos, tienen una megatableta, y visten divinamente.




¿Y quienes son Odin, Frejya y compañía? 
Si quieres saber un poquito más de mitología nórdica
lee esta entrada.

2 comentarios:

  1. Es que no son humanos, por eso son todos enormes. Si pusiera a un chico de tamaño normal, no seria ni vanirio, ni einherjar, ni berserker...
    A mi el libro sí me gustó, este y el de la sacerdotisa son los que más me han gustado de momento. Y Gabriel, junto con Adam y Cahal, se ha convertido en uno de mis personajes favoritos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carla!
      A mí Gabriel me encantaba y ahora vuelvo a cogerle cariño! pero en su libro no me gustó nada :( se pasaba mucho con la pobre valkyria! jeje así que le cogí un poco de manía a este libro. Estoy deseando conocer al berserker amigo de Ardan :)

      Mi favorito también es Adam :) y Cahal y Ardan me han gustado también bastante.

      Eliminar