24/4/15

Flores para Algernon, de Daniel Keyes


Flores para Algernon (Flowers for Algernon)
Daniel Keyes (Traducción de Paz Barroso
SM
208 páginas  |  2006


Accesibilidad:
Libro disponible en el gestor de la ONCE.

Charlie Gordon es un chico con discapacidad mental, una buena persona que siente respeto por quienes le rodean. Charlie es escogido para una operación quirúrgica experimental a la que también es sometido el ratón Algernon. A partir de entonces su inteligencia se irá ampliando, su visión del mundo irán convirtiéndose en algo más real y decepcionante. 



Charlie Gordon tiene 32 años. Con un cociente intelectual de 68, su discapacidad leve le permite trabajar en la panadería del señor Donner haciendo recados y limpiando.   Es feliz en su trabajo junto a sus amigos con los que se divierte mucho. El señor Donner está pendiente de que no le falte de nada desde que su tío Herman falleció. 

Pero la vida de Charlie está a punto de cambiar. Una operación va a cumplir su sueño: hacerle listo. Así podrá leer y escribir, y tener muchos amigos.




Narrado en primera persona por Charlie, mediante los informes de progreso que los doctores le piden que escriba antes y después de la operación, iremos viendo toda su evolución. Al principio el lenguaje es infantil, no sabe construir oraciones y hay muchas faltas de ortografía.  Con el paso de los días somos testigo del progreso de Charlie, cómo evoluciona su inteligencia y con ello va enfrentándose a nuevas situaciones, como el hecho de ver con claridad como era su vida antes de la operación, o su nulo desarrollo en otros estadios de la vida.

Siempre persiste su afán de superación, desde una primera idea de querer ser listo, hasta que comienza a luchar por superar a alguien más: el ratón Algernon, quien también ha sido sometido a la misma operación y se empeña en humillarle cada vez que ambos se enfrentan a un test. 




La novela atraviesa varias etapas que me han dejado distintas emociones.   Al principio, con  el protagonista decidido a operarse, y tras la intervención, cuando empieza a ser consciente de su realidad y de lo que ha sido su vida. Una parte ciertamente triste, pero que me ha encantado. Se deberían leer más historias de este tipo para ponernos en el lugar de las personas con discapacidad mental. Hay quienes creen divertido burlarse de quienes tienen una discapacidad de este tipo, porque como no se enteran... qué horror. Y eso está muy bien retratado aquí. 

Pero el proceso que se desarrolla hasta que va a la convención, se me ha hecho bastante pesado. He desconectado de su querer saber más, porque yo ya sabía que iba a alcanzar lo que quisiera. Quería conocer más de su evolución emocional, y no me ha gustado tanto cómo está retratado. Ninguno de los dos personajes femeninos ha llegado a interesarme y me han parecido superficiales.


La  familia de Charlie ofrece una visión muy dispar sobre cómo es la convivencia con una persona con discapacidad mental. Me ha gustado mucho como está reflejado, desde la aceptación de la situación, hasta esa búsqueda de querer que el ser querido sea "normal".
En este punto, señalar que a mí el desenlace de la historia me ha parecido muy acertado.





Flores para Algernon fue publicado por primera vez en abril de 1959 en The Magazine of Fantasy & Scienci Fiction, en formato de novela corta, consiguiendo el premio Hugo en el mismo año.  Daniel Keyes amplió la historia, y en 1966 consiguió el premio Nébula como mejor novela. 



2 comentarios:

  1. Pues otro libro que me apunto porque me ha llamado muchísimo la atención y estos temas también me interesan :) Iré preparándome mentalmente... a ver si puedo aparcar un poquito la empatía xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La empatía... Hace muchos años tuve contacto durante casi un año con un chico con este tipo de discapacidad y después quedó un vacío por la falta de contacto (que en unos meses no fuera a recordarme porque ya no me veía de manera tan regular, por ejemplo)... que vi que no estaba preparada en aquel momento al menos en el terreno laboral.

      El libro está muy bien escrito al ser narrado en primera persona por Charlie. Lo recomiendo mucho.

      Eliminar