20/6/17

Crónicas del fin III: Testamento




Testamento 
Gabriella Campbell y José Antonio Cotrina 
Crónicas del fin #3 
Ebook
71 páginas  | 2017








Escenas apocalípticas repletas de sangre y vísceras. Y monstruos gigantescos surgiendo por grietas en el cielo. Un futuro plagado de monstruos, contaminados, magia y supervivencia. A esto se suma una protagonista como Adra, con quien nos hemos adentrado en un búnker y exterminado enemigos. 
Y si todo esto no es suficiente para leer Crónicas del fin, llega la tercera entrega para profundizar en la historia, con un nuevo personaje y una ambientación que se suman a las razones por las que esta saga merece mucho la pena. 



 El dios en las alturas, Adra toma una arriesgada decisión para poner a sus compañeros a salvo del peligro del Chacal y de los engendros. Decisión que tiene unos resultados nefastos, pues ataca a quienes pretendía mantener a salvo. ¿Qué ha sucedido con Gale y Angie? ¿Y con los miembros de Baluarte? Adra llega a su asentamiento para intentar subsanar su error. 


El olor de Testamento era un aroma pesado, que se te colaba por las fosas nasales y te arañaba la garganta, un olor al que nunca te acostumbrabas. Para Adra era el olor de la seguridad. Allí estaba a salvo, o al menos estaba a salvo de los monstruos y aberraciones que vagaban por el mundo.





Testamento. Hogar de Adra y Winston.
La joven al fin llega a su vivienda y pide ayuda a su vecina, Décima, para que cuide de Gale y Angie mientras ella sale a las calles en busca de una manera de curar a Gale, quien ha sido mortalmente herido. Si, mortalmente. Dos veces.
Mientras en la primera novela Adra tenía dudas respecto a salvar al chico del búnker (y complicarse la vida), ahora está cada vez más segura de la importancia que tiene Gale en la lucha para terminar con leviatanes, engendros y otros seres. Por tanto, mantenerlo con vida es para ella esencial. 



En la tercera novela aparecen personajes muy épicos, como la mencionada Décima, que nos regala una entrada triunfal y grandes momentos; y varios personajes más a los que Adra pedirá ayuda en Testamento y que funcionan bien como secundarios.  Y mientras la trama se desarrolla, en esta ocasión de una manera más pausada (en la primera parte, al menos) descubrimos la grandeza de Testamento mientras acompañamos a Adra en su búsqueda. 




Campbell y Cotrina reúnen en la novela todos los elementos necesarios para dar sentido al mundo de Crónicas del fin. La ambientación y localización de Testamento está narrada de una manera espectacular. Prometo que iría a una atracción donde poder adentrarme en estas calles (digo una atracción porque también hay que ser sincera, vivir siempre en un lugar como ese, no lo veo, ni me gustaría tampoco olerlo).   Conocemos en mayor profundidad cómo es la vida actual en un asentamiento como Testamento, y cómo han conseguido sobrevivir después de la llegada de los leviatanes.

Esto hace que sea hasta el momento la mejor novela que he leído de la saga (¡quedan dos más por publicar! junto a  una serie de relatos que los autores están compartiendo en Gabriella Literaria para hacer la espera más amena!). 





Adra continúa siendo igual de misteriosa. No debe ser fácil confiar en las personas. Será con Décima con quien se sincere, revelando algo que sucedió durante su primer encuentro con el Chacal. Juntas, intentaran llegar al lugar donde obtener las respuestas necesarias.  Pero esto ya será en la siguiente novela, donde Mordiscos nos llevará hasta Malparaíso.



2 comentarios:

  1. He dejado correr el tiempo y aún no me he leído el segundo. Pues a ver si con la excusa le doy caña, que pinta genial. Un abrazo^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son muy entretenidos, y para este tiempo el formato es ideal :D
      Seguro que te gustará si lo hizo el primero, porque cada vez han ido profundizando más en el universo de la historia.

      Eliminar