Detrás de sus ojos

Última novela publicada en español de la escritora Sarah Pinborough

Amanecer

Novela de ciencia ficción de la escritora Octavia Butler.

Planetas invisibles

Reseña de "Planetas invisibles", antología de ciencia ficción china traducida por Ken Liu.

Críticas de series.

Repaso a las series vistas en los últimos meses: Big Little Lies, Doctor Who, Jane the Virgin, Orphan Black, Iron Fist, Please Like Me, The Defenders y Veep.

Doctor Who

Impresiones sobre la serie de ciencia ficción, desde su etapa clásica.

13/2/18

Ciudad Tumba




Primera novela corta de la colección de terror de la editorial Cerbero. No suelo leer mucho terror, porque últimamente a los escritores y escritoras del género les encanta escribir sobre bichos asquerosos que a mí me dan bastante fobia, pero comencé este con muchas ganas. 
¿Me ha dado terror alguna escena? Claro que sí, la secuencia donde visitan al Informático que me ha dado pánico y estaba deseando que todo terminara sin dejar de mirar a mi alrededor mientras leía. Gracias, aquella noche no dormí visualizando la escena que narraba. ¿Es la escena más aterradora de la novela? Por supuesto que no, tienen lugar hechos muy desagradables, pero como son situaciones que no me producen pánico, pues las he disfrutado incluso. 



Parecían niños que se rascaran las cicatrices pues, con gesto determinado, se desmenuzaban hasta quedar en carne viva. No perdían sangre, solo arrojaban las lonchas de piel al suelo, convertido ya en un lodazal. Poco a poco empezaron a aparecer alas de murciélago en sus espaldas y sus brazos se convirtieron en pinzas de cangrejo del tamaño de una escoba. dos o tres cabezas explotaron y sus cuellos se transformaron en antenas de piel que engordaban hasta formar un tentáculo del color de la sandía mientras que, el resto de la epidermis adquiría el brillo de un tomate.



La historia presenta a una serie de personajes que tendrán que hacer frente a circunstancias que en un primer momento son difíciles de asumir, como es la existencia de una serie de monstruos con sed de sangre que se esconden entre la sociedad sin llamar la atención. Lía sale de fiesta con su amiga Silvia y un grupo de chicos. Música, pastillas, la noche es maravillosa hasta que se transforma.   En estas primeras páginas nos queda claro que no debemos cogerle mucho cariño a los personajes desde los que el narrador cuenta la historia.



Se desarrolla en el transcurso de unos días, pero en varias líneas temporales. El primer capitulo, protagonizado por Lía, está situado temporalmente en 2013, esta historia quedará en suspensión para dar relavancia a la otras tramas centrales. Una de las tramas estará ubicada en 1985 y narrará la historia de F., un policía que no duda en utilizar la violencia durante sus rondas de trabajo; otra trama se desarrolla en el año 2014, con Mir, estudiante de doctorado, quien ve su vida en peligro por un "pequeño" robo cometido. Con el avance de la historias, todos las tramas y personajes convergen en un mismo punto, respondiendo a cuestiones que quedaron en el aire durante las primeras páginas.



Contiene escenas que han logrado horrorizarme. Disfruto con la lectura de estas descripciones que llegan a horrorizarme y hacerme pensar en quien ha creado esto en su mente para provocar en los lectores un estado de repulsión por lo que está sucediendo.  

Es una historia con personajes oscuros, no solo en lo que respecta a las criaturas que duermen bajo nuestros suelos, sino por quienes caminan por sus calles a plena luz del día. F. es violento, y a través de la policía puede dar rienda suelta a este hecho pues parece que a nadie le interesa. También lo son el resto de sus compañeros, quienes alaban todas sus hazañas. Mir se ve arrastrada por un grupo de jóvenes entre los que se encuentran Andrew, Indra, Pol... quienes nos llevan de la mano hacia la droga y por la que (casualmente) han descubierto un oscuro secreto relacionado con su consumo.










FICHA TÉCNICA:

Ciudad tumba
Albert Kadmon 
Cerbero  |  Tíndalos #1
Bolsilibro
206 páginas  | 2017

El terror se esconde en las entrañas de Barcelona, extiende sus tentáculos por entre los recovecos de la realidad, hurga en la cordura de sus habitantes desde hace eones. Pastillas, drogas alucinógenas, policías violentos, adolescentes sumergidos en la sangre burbujeante de los monstruos durmientes… Una novela sobre seres depravados, una ciudad que esconde cadáveres bajo los adoquines y un dios tan antiguo que solo puede despertarnos pavor.



VALORACIÓN:

23/1/18

Memorias del Gran anillo I: Dioseros



Hay días en los que comienzas a leer un libro y a las quince páginas estás dejándolo en la estantería y probando suerte con otro; y así hasta que das con una historia que te apetezca leer en ese momento. Comencé esta lectura con total desconocimiento sobre el argumento ¿Sería este mi libro?
Desde el primer episodio me sorprendió la voz de protagonista, la tierra en la que vivía y su encuentro con Isaías. Y poco a poco me fui sumergiendo en su gran universo, acompañando a los protagonistas en su aventura. 



La destrucción en el espacio era demasiado abstracta, demasiado fría. Una nave estallaba y la hipnótica danza de los escombros capturando brillos de luz solar en cada giro era algo hipnótico, un bello paisaje desconectado de la desolación y la terrible sensación de perdida que reinaba en la superficie del planet.


Isaías es profeta del Dios de Hueso. En su función de diosero, se encuentra en Calandanar, donde es acusado de adultero y tendrá que obrar un milagro para ser liberado. Su vida se cruza con la del narrador, un niño de ocho años con ceguera, a quien devolverá la vista como muestra de su poder. Tras el milagro está una máquina, DM (Deux ex machina) con la que el narrador, tras abandonar su asentamiento y comenzar a viajar con Iaías, comenzará a ampliar su mundo y a interesarse por la civilización de los funcionarios (a la cual pertenece su salvador).

A la pareja se unirá Elena, funcionaria con un nivel de diosera más elevado que Isaías. El joven iniciará su formación como diosero, y los tres se dedicarán a visitar civilizaciones.




Los personajes principales están dibujados con pequeñas pinceladas. A través de los diálogos y los pensamientos del narrador podemos conocer cómo son interiormente. Isaías y Elena tienen personalidades muy dispares entre sí, esto hará que el narrador cuestione cada situación a la que se enfrenta desde distintos puntos de vista (desde su perspectiva como una persona nacida fuera del sistema de funcionarios y criado en la calle, y desde la de sus dos superiores donde cada uno de ellos tiene una opinión sobre las creencias y religión).


La temática religiosa y bélica está muy presente en la novela.  La terna viaja por planetas donde conocen a diversas razas, cada una de ellas con creencias propias. Así por ejemplo los hama son pacíficos y solo tienen una única fuente de riquetas; los hofno son beligerantes; los iodos habitan en un lugar donde hay fenómenos atmósferios que hacen que sus vidas estén en constante peligro, pero su creencia en un ente que les salvará está muy arraigada en ello; sin olvidar a los funcionarios, civilización a la que pertenecen los protagonistas adultos, y el sistema de dioseros encargados de crear religiones para mantener a las sociedades bajo si yugo.


Una cosa que siempre les he reprochado a sus funcionarios es su especialización. Si pertenecen al ministerio de la guerra, ven atacantes en todos sitios, si pertenecen a comercio, negocio en todas partes. Los patrones mentales de cada ministerio los vuelven muy eficaces en su campo pero ciegos a otros. Yo, que me había criado ciego en una cultura hostil, no sufría de paranoia, pero si de una sana desconfianza hacia los desconocidos.


Vaquerizo se toma el tiempo necesario para construir su mundo, describiendo el funcionamiento del Gran Anillo tras la Gran Diáspora, presentando varias razas que las que los funcionarios se relacionarán (en esta o en próximas entregas) y mostrando las riquezas y carencias de su creación. Esto hace que en determinados momentos la narración sea más pausada, pero teniendo en cuenta que estamos ante el primer título de las Memorias del Gran Anillo, es esencial para que las próximas novelas continúen en consonancia al desenlace de Dioseros, sin necesidad de describir y explicar detenidamente este universo.



FICHA TÉCNICA:

Dioseros
Eduardo Vaquerizo
Memorias del Gran Anillo #1
Cerbero |  Wyser #7 
Bolsilibro  
242 páginas  | 2017

La cultura de los Funcionarios se extiende por toda la Galaxia desde sus instalaciones en el Gran Anillo, ofreciendo servicios a otras civilizaciones. Sus ministerios proporcionan, entre otras cosas, ejércitos privados, grandes ofertas de ocio o dioses hechos a medida a quien pueda pagarlos.
Un pobre ciego que pide limosna en las calles de Calandanar, ajeno a aspiraciones morales o metafísicas, se cruza en el camino de Isaías y Elena, dos dioseros que viajan a través de los planetas haciendo milagros y sorteando peligros. Desde ese momento, su vida entera, su destino y su propia fe se verán alteradas para siempre. No puede ni imaginarse todo lo que le queda por ver.



VALORACIÓN:

18/1/18

36, de Nieves Delgado


Con un argumento que llamó mi atención, con una inteligencia artificial que nos invita a plantearnos cuestiones muy interesantes sobre diversos temas, la novela ha cumplido mis expectativas y estoy deseando que se publique Uno para lanzarme a por la siguiente historia de Nieves Delgado.




En el Centro de Investigación y Desarrollo de Inteligencias Artificiales (CIDIA) una luz roja se enciende en la Colmena, anunciando el nacimiento de una inteligencia artificial (IA). Debido a que normalmente son inestables y no muestran ningún signo de interacción con los humanos, el nacimiento de Treinta y seis produce gran alegría, pues la bebIA (como se las conoce en sus primeros estadios) se comunica rápidamente con un «Buenos días».

Treinta y seis es escolarizada, de manera que pueden realizar un seguimiento de cómo se relaciona con las personas que están a su alrededor. Asimila conocimientos de manera rápida, por lo que en un corto periodo de tiempo comienza a escalar niveles de enseñanza. La IA pasa de ser objeto de miradas y atención (incluso obtiene protagonismo al realizar las tareas de los compañeros) a ser ignorada por sus compañeros. Y así, llega a la fase de adultIA, momento en el que debe elegir su sexo (durante las primeras etapas de crecimiento sus rasgos no están definidos). Para sorpresa de las dos personas del centro más próximas, Treinta y seis comienza a cuestionarse aspectos complejos, para los que creen tener respuestas pero la IA les demostrará lo contrario.



Dividida en cuatro partes, «Buenos días» nos acercan a un futuro (se desconoce si es próximo o muy lejano a nuestros días) en el que el nacimiento de las IA está regulado, y donde Treinta y seis inicia su desarrollo rodeada de personal capacitado para ayudarla en su maduración. Esta primera parte presenta la trama y nos adentra en un mundo en el que la existencia de Treinta y seis es posible pero es rechazada por la mayoría de personas. Es temida por ser diferente y esta situación irá incrementándose con el paso del tiempo.


En «Buenas tardes» Treinta y seis y quienes están a su cuidado comienzan a interesarse por su futuro. ¿Estudiará en la universidad? ¿Cuál será su ocupación? Es una etapa muy importante para el desarrollo del proyecto del CIDIA pues es financiado por grandes sumas de dinero, y es preocupante que otras IA hayan decidido dedicarse a labores que no satisfacen a todos los cooperantes.
La autora se adentra en temas más complejos. Por un lado Treinta y seis debe tomar una importante decisión sobre qué quiere ser, la identidad tendrá un papel principal en los diálogos de la IA. Además tendrá que decidir a qué quiere dedicarse en el futuro, así que estudiará las pautas existentes para intentar conseguir una respuesta. ¿Qué debe estudiar para conseguir más prestigio?, ¿más ingresos?
¿Ser hombre o mujer? ¿Afectará esto en su carrera profesional?



«Buenas noches» presenta las conversaciones de varios usuarios en un foro. A través de sus mensajes conocemos qué piensan de Treinta y seis. La trama se complica y finalmente en el «Epílogo» asistimos a un final que tal vez no resulta impactante al lector porque siguiendo el hilo de la historia, parecía inevitable.  Es una novela corta con un argumento y un texto sencillos de seguir, donde existen muchos temas para debatir durante largo tiempo.


La segunda edición cuenta con prólogo de Miguel Santander y con el relato  «Has venido a verme morir», donde una periodista entrevista a Gabriel, quien siendo un niño fue testigo de un hecho que es narrado en la novela. 


FICHA TÉCNICA:

36
Nieves Delgado
Editorial Cerbero 
Bolsilibro  |  Ebook
228 páginas  | 2017

El nacimiento de una nueva Inteligencia Artificial en el CIDIA siempre es motivo de alegría. En el caso de la que ocupará el cuerpo número 36, la felicidad es doble, puesto que, nada más nacer, ha sorprendido a todos los técnicos con un insólito «Buenos días». 36 no es una IA como las demás, se hace preguntas y quiere respuestas. ¿Dónde reside la verdadera identidad? ¿Qué sentido tienen las etiquetas? ¿Es necesario integrarse y aceptar la opinión de la mayoría?


VALORACIÓN:

12/12/17

Domori




Una ambientación interesante donde la protagonista tendrá que adentrarse en la búsqueda de su propia identidad. Tiene una narración directa, donde los hechos son descritos al detalle sin espacio a la imaginación (una escena en particular me ha dejado un tanto escandalizada, lo confieso). Identidad, clasismo, racismo… en una historia fantástica que se adapta al formato corto dejándonos con ganas de descubrir más sobre su mundo.




La novela está protagoniza por Luna Roja, una de las mejores guerreras (como muestra su sobrenombre «Roja», en referencia a su tono de piel, un privilegio con el que se honra a muy pocos de los suyos) de los domori, quienes están en continua guerra con las abejas. 

Luna Roja se encuentra realizando una incursión para terminar con las enemigas de su pueblo. Plata Rápida le acompaña en el que parece será el ataque definitivo. Desgraciadamente una abeja sobrevive y, cuando ambos bajan la guardia, se dirige a Plata Rápida, causándole la muerte con una única picadura. Derrotada por la muerte de su compañero, Luna Roja es descubierta por miembros de otro clan, quienes le ofrecen información sobre ella y su pueblo.


A partir de ese momento la protagonista se debatirá sobre qué camino debe seguir. Siempre tuvo claro que era una domori, y como tal, debía odiar y luchar contra las abejas. Pero cuando descubre que su origen no es el que pensaba, tendrá que buscar su propia identidad, dejando atrás a los suyos. ¿Podrá ser feliz con aquellos que tienen un color de piel distinta a la suya? ¿Amar a alguien más? Anhela regresar a la seguridad anterior, donde su vida era más sencilla, donde sabía qué tenía que hacer y qué se esperaba de ella. ¿Podrá regresar a su hogar ahora que sabe que ella no pertenece a la que creía su tribu?




En la historia que presenta Sofía Rhei, las tribus están divididas por el color de su piel. Al menos es lo que apreciaría un observador. Pero otras cuestiones influyen en modelar sus características, aunque no quiero revelar demasiado de esta trama y que así podáis descubrirlo en la novela. La protagonista pierde su libre albedrío cuando su piel cambia nuevamente de color, al mismo tiempo es cuando tanto ella como William se comportan con más naturalidad y libertad pero ¿son ellos así realmente o se debe al color que han adquirido?

El mundo en el que se sitúa la novela es muy interesante. Incluso me gustaría leer más historias sobre los domori y más tribus. Toda la información que obtiene la protagonista es mostrada de una manera sencilla, y hubo momentos en los que me repugnó la idea según iba conociendo la realidad. La ambientación es uno de los aspectos que más me han llamado la atención de la historia, y cómo a partir de ahí se ha construido toda trama.



Luna Roja es una protagonista movida por la ira (las abejas, sus salvadores, su pueblo…) pero en constante evolución durante la novela. Atraviesa momentos de desesperanza cuando descubre que desconoce quién es ella misma, pero gracias a su fortaleza supera estos momentos. William, quien aparece como contrapunto teniendo una personalidad más entusiasta y romántica, adquiere poco a poco mayor protagonismo y convirtiéndose en un pilar clave de la historia.

El resto de personajes tiene un papel secundario, donde su existencia tiene como fin la evolución de la protagonista. Esto hace que sean personajes desdibujados, y que no aporten a la historia mucho más que la de ese fin. Debido a la extensión de la novela es complicado que tuvieran más peso, pero hubiera sido interesante descubrir a algunos personajes más allá del trámite para el que sirven.



FICHA TÉCNICA:

Domori
Sofía Rhei 
Editorial Cerbero  |  Wyser #5
Bolsilibro |  Ebook
162 páginas  | 2017

Los domori llevan mucho tiempo en guerra contra las abejas. Las vidas perdidas no pueden ni deben ser olvidadas. Es necesario hacer valer la justicia, que ardan sus colmenas, su ciudad, que no quede rastro del enemigo. Luna Roja es una guerrera dispuesta a todo por vengar a su pueblo, pero el destino le depara otra suerte. ¿Le han contado toda la verdad? ¿Será capaz de descubrir su propia identidad? ¿Qué significa verdaderamente ser una domori?



VALORACIÓN:

17/10/17

CloroFilia





Ciencia ficción con trasfondo ecológico, donde la autora nos sumerge en una historia asfixiante y aterradora. Después de leer esta novela corta me embargó la desesperanza, tanto por su desarrollo, donde Kirmen se entrega a su papel de elegido, como por su desenlace.




La atmósfera se cubre de polvo. hollín y guijarros. Las enfermedades y el hambre comienzan a abrir una brecha entre la población. Hay afortunados que sobrevivirán a las devastadoras tormentas de arena: quienes tienen medios y el poder suficiente como para obtener una invitación para habitar en las cúpulas. El resto de población tendrá que permanecer fuera, y no conseguirá sobrevivir a este mundo.
Un joven doctor es informado por otro colega sobre la existencia de las cúpulas, en las que su vida podrá continuar sin ningún tipo de preocupación.

En el capítulo cero descubrimos cómo el sentimiento de supervivencia puede llevarnos a tomar decisiones egoístas. Lo hacemos a través del punto de vista del doctor, quien en apariencia debe interesarse por el bienestar y salud de las personas que han enfermado debido a las condiciones del planeta, pero decide enarbolar la idea de no poder hacer nada por ellos y salvarse a sí mismo refugiándose en las cúpulas.




Tiempo después, Kirmen despierta tras ser sometido a una nueva operación. El Doctor le hace compañía, aunque desde el primer momento solo utiliza palabras para atacarle y mostrar el rechazo que el adolescente le produce. Para Kirmen el sentimiento es mutuo, pues no soporta los tratamientos, operaciones, y el regodeo del Doctor, quien guarda en su despacho todos los quistes que le ha extirpado, a los que incluso ha puesto nombre. 

Desconocemos el tiempo que ha pasado desde el comienzo de las tormentas, pero está claro que el apocalípsis ha terminado y que todo lo que queda fuera del Claustro está yermo. La vida en las cúpulas ha cambiado a los supervivientes. Aunque en su juventud el Doctor tuviera un momento donde pensó en sí mismo (a través de la persona que le mostró una salida), su carácter era más amable y mostraba más entrega, mientras que la figura del presente es un ser un tanto despreciable (la escena junto a Jana es repulsiva). 

Kirmen es el elegido. Se entrega a los experimentos que el doctor realiza en su cuerpo para salvar a los humanos que consiguieron sobrevivir. Humanos que le desprecian por ser diferente, por su apariencia, sus deformidades. En el protagonista recae la posibilidad de cambiar la situación, de regresar al mundo exterior y respirar aire puro, pero el miedo por lo diferente y extraño se impone. Incluso su padre evita su presencia. La excepción es Jana, con quien el joven ha vivido los momentos de mayor felicidad. 



Cristina Jurado nos traslada a esa atmósfera asfixiante, no solo por las condiciones climáticas, sino por la deshumanización que han sufrido los supervivientes debido a la falta de recursos y los problemas a los que deben enfrentarse en la actualidad (aunque parecía que en las cúpulas iban a llevar una vida normalizada, hace años que un embarazo no llega a buen termino, por ejemplo). Esta sensación de estar destinados al fracaso, pues si continúan sin tener descendencia, finalmente la población se extinguirá, les ha llevado a cometer actos que nunca antes se hubieran planteado. La desesperación y la locura convierte a Kirmen  en un personaje kafkiano, acercando la novela al género de terror. 






FICHA TÉCNICA:

CloroFilia
Cristina Jurado
Editorial Cerbero |  Wyser nº4
Bolsilibro  |  Ebook
142 páginas  | 2017

¿Quién es Kirmen? ¿Por qué el joven no se parece a sus padres, ni a su amigos, ni a ninguno de los habitantes del Claustro? En el exterior de las cúpulas que protegen a los últimos habitantes de la Tierra, una tormenta eterna y monstruosa se ceba con el planeta. Kirmen sigue cambiando y, mientras tanto, no deja de soñar con salir. Al exterior. A la tormenta. ¿Qué es Kirmen?




VALORACIÓN: