19/1/17

Los expedientes de Temis I: Los gigantes dormidos.




Los gigantes dormidos (Sleeping Giants)
Sylvain Neuvel (Traducción de Juan Gabriel López Guix
Los expedientes de Temis #1 (Themis Files #1)
Stella maris
351 páginas  | 2016





El día de su undécimo cumpleaños Rose Franklin sufre un inexplicable incidente mientras pasea con su bicicleta. Tras perder el sentido, despierta en un enorme cráter creado por una mano de proporciones gigantescas.  Tiempo después la investigación queda archivada ante la falta de datos sobre la procedencia de la mano. Rose, sin embargo, continuará haciéndose preguntas sobre lo ocurrido y esto la llevará a estudiar Física. Diecisiete años después, Rose tendrá la oportunidad de estudiar y buscar una explicación al suceso, cuando un nuevo miembro es encontrado en tierras turcas.   

A partir de ese momento dará comienzo la búsqueda para hallar las demás partes del cuerpo del gigante. Una búsqueda complicada que hará que las altas esferas tenga que tomar importantes decisiones si quieren descifrar el misterio. 




Dividida en cinco partes, cuyos títulos van dando pistas sobre el futuro de la trama ('Partes del cuerpo', 'Piernas rotas', 'Cabeza descubierta', 'Cuerpo inerte' y 'En pie de guerra'), la novela está construida a través de diversos documentos que nos permiten conocer la historia. Estos documentos pueden ir desde transcripciones de entrevistas, publicaciones personales, informes, registros, cartas, noticias en la prensa... todos ellos forman parte de los expedientes del caso.  

Esta peculiar manera de narrar la historia hacen que sea tan original. El escritor ha conseguido que el lector no se sienta abrumado por la cantidad de diálogos que hay en la obra (el cambio de registro entre entrevistas, publicaciones, noticias... hacen que el tono de los diálogos cambie constantemente y que su lectura sea fluida).  Es cierto que de este modo nos perdemos ciertos detalles de la trama que podrían haber sido narrados con más detalle, pero no es un alto coste teniendo en cuenta el gran resultado. 



Cada uno de estos documentos nos acerca a una serie de personajes que de una manera u otra se han visto envueltos en la trama. Destacan entre otros: Kara Resnik y Ryan Mitchell, los oficiales del ejercito de Estados Unidos que dan con la segunda mano y reabren la investigación. Ambos trabajaran junto a la doctora Franklin para descubrir la forma de dar con el resto de piezas.  Vincent Couture, estudiante de postgrado que es reclutado para formar parte del equipo de trabajo que investiga al gigante y su existencia. Y Alyssa Papantoniou, genetista que también formará parte del equipo y se centrará en estudiar muestras genéticas de los miembros encontrados. 

Junto a estos personajes, a los cuales llegaremos a conocer poco a poco a través de estos archivos, otro de los puntos fuertes de la historia es el misterioso personaje que realiza las entrevistas y está presente en la mayoría de capítulos, en este caso, expedientes. Su posición le permite conocer cada detalle de la vida del resto de personajes, pero su figura será un misterio de principio a fin. Es junto a la existencia de (la) gigante, una de las incógnitas que harán que permanezcamos leyendo la novela hasta el final, tratando de conocer de quién se trata y a que se debe su total control de la situación. 


Un thriller de ciencia ficción que abre la puerta a temas como con la carrera armamentista y la política internacional, y diversas cuestiones morales como cual es el precio que están dispuestos a pagar por llegar hasta el final en la investigación.  Una robot gigante cuya mano mide más de seis metros, a la cual tratan de dar una explicación para su existencia, yendo desde la mitología y la inventiva, hasta pensar en la posibilidad de vida inteligente en otros planetas. 



El epílogo me dejó impresionada, y estoy deseando leer la continuación (Waking Gods, abril 2017) que, espero, no tarde mucho tiempo en llegar a nuestro país. 

2 comentarios:

  1. Hola :) Creo que coincido 100% con la reseña, básicamente son los mismos puntos que le dí yo. El ritmo es una pasada, como te lleva por la historia solo con esos archivos. Si, perdemos detalles y profundidad en algunos personajes, pero se compensa con creces con el interés que genera todo el libro. Y bueno, el epilogo. Un abrazo^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y mira que al principio al ver el tema de los informes y cómo estaba narrado pensé que iba a costarme leerlo... ¡Estoy deseando leer la continuación! :D

      Eliminar