12/1/17

Orquídea Negra, de Neil Gaiman y Dave McKean




Orquídea Negra (Black Orchid)
Neil Gaiman (guión) y Dave McKean (dibujo) 
Traducción de Guillermo Ruíz Carreras
ECC Ediciones | Vértigo
176 páginas  | 2016






Publicada originalmente en tres números entre noviembre de 1988 y enero de 1989,  en esta historia Neil Gaiman se adentró en el universo de superhéroes de DC, y lo hizo de la mano de un personaje creado una década antes y que no tuvo gran repercusión: Orquídea Negra.

En esta edición, que contiene en un único tomo toda la historia, la trama está dividida en tres capítulos. El primero de ellos, 'Una cosa está clara...' da comienzo con el asesinato de Orquídea Negra a manos de los hombres de Lex Luthor.  Después del inesperado inicio, la historia se detendrá en varias tramas, por un lado conocemos a Philip, amigo de la infancia de Susan Linden (Orquídea Negra), quien mantendrá a salvo a dos mujeres-planta y a quienes les narrará su historia cuando la mayor de ellas comience a tener consciencia y a cuestionarse quién es y quién era Susan.  Por otro lado, continuará la trama del grupo criminal que terminó con la vida de la heroína. Para nuestra sorpresa, el ex marido de Susan está implicado con ellos.


En el segundo capítulo, 'Descenso', una nueva situación inesperada servirá de detonante para el devenir de la historia. Las dos híbridas continuarán la búsqueda, y para ello tratarán de dar con los compañeros y compañeras de universidad de Phil y Susan. Por el camino encontrará a un gran aliado, que le ayudará a dar con quienes podrían explicarle qué son y cómo es posible que existan.
En este capítulo la protagonista se encuentra con reconocidos personajes de DC, como con Hiedra Venenosa y La Cosa del Pantano, enlazando de alguna manera la existencia de todos ellos.

El último capítulo, 'Si...' tiene un tono mas diferenciado de los anteriores.  Con el Amazonas como testigo, los personajes que habían permanecido en líneas separadas, se encontrarán cara a cara. El tono violento con el que inició el libro da paso a la esperanza. Es también relevante cómo el mismo escenario y los diálogos que mantienen varios personajes se centran en temas relacionados con el medio ambiente.



Neil Gaiman es un contador de historias magnífico. Y aunque aquí se hace evidente su poca experiencia (tras este vendría la maravillosa serie protagonizada por el Eterno, The Sadman), podemos disfrutar de su habilidad creativa. El escritor da un giro sorprendente en las primeras páginas de la novela, alejándose de lo establecido en el género, sentando precedente para años futuros.  El trabajo del ilustrador es de sobresaliente. Dave McKean, con quien Gaiman había colaborado anteriormente en el cómic de Casos violentos, utiliza una paleta de colores que hace que la novela gráfica sea todo un disfrute visual.  En las escenas protagonizadas por los esbirros de Luthor destacan las tonalidades grises y sepias, centrando el color en viñetas relevantes; las escenas en las que Orquídea Negra es protagonista están realizadas en tonos violetas, verdes...; la naturaleza tiene gran protagonismo en la historia, y las ilustraciones así lo reflejan, llenando de color sus páginas. Visualmente perfecta.  Algunas ilustraciones me han resultado maravillosas, tanto por el dibujo, colores, como por la división de viñetas.



La edición contiene además material inédito en nuestro país, como la introducción de Mikal Gilmore, junto a bocetos y borradores iniciales de la historia.
Novela protagonizada por un personaje que no conocía y que ha hecho que me interese aún más por el cómic americano, especialmente por el del universo DC.


2 comentarios:

  1. Lo vi hace poco y no me lo pille por que vi Leñadoras y no me pude resistir, si no hubiera caído :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver si pronto puedes echarle mano :D A mí me encantaron las ilustraciones
      Besote

      Eliminar