14/3/17

El bazar de los malos sueños, de Stephen King






El bazar de los malos sueños (The Bazaar of Bad Dreams)
Stephen King (Traducción de Carlos Milla Soler
Plaza & Janés
608 páginas  | 2017





Mi historia con los libros de Stephen King es un tanto compleja. Intento una y otra vez leer sus novelas, pero salvo en alguna excepción, nunca he encontrado lo que buscaba. Mientras que Carrie me parece maravillosa, con La cúpula tuve sensaciones de amor-odio porque me resultó entretenida, hasta que comenzó a avanzar, y pasar páginas y páginas para ese desenlace... Y después le siguieron otros que me gustaron, sin más. 

Pero sigo en mi empeño de conocer la obra del autor, pues gracias a su extensión sé que encontraré algo de mi agrado. Y qué mejor que una antología de relatos donde King muestra su dominio de géneros, para continuar con su lectura. 


En El bazar de los malos sueños, Stephen King ha recopilado tanto relatos publicados anteriormente en distintos medios (y que han sido revisados), como relatos inéditos. El escritor nos lleva de la mano hacia veinte historias donde el terror y el horror se encuentran en situaciones cotidianas y muy humanas. 





En Milla 81 narra una historia desde varios puntos de vista. En primer lugar, la de un niño que decide escaparse y adentrarse en una zona abandonada para jugar a ser mayor. Tras quedarse dormido, en la zona de aparcamientos llega un coche, el cual llamará la atención de los siguientes protagonistas de la historia. Uno a uno irán parándose en el área de descanso, para descubrir qué sucede con el misterioso coche.  De los más fantásticos, pero a mí me ha encantado.

Sin embargo Premium Harmony, a pesar de su mala uva y su humor ácido, me ha parecido un horror. Y sí, debo confesar que en este relato hay muertes, y que una en especial me ha afectado más (incluso más que las de todo el libro). 

Batman y Robin tienen un altercado es un relato también muy duro. Donde se presentan a un padre y un hijo y su rutina de visitar un restaurante. Desgraciadamente, el padre padece Alzheimer y mientras que para él las conversaciones y situaciones son nuevas, su hijo las ha repetido hasta la saciedad, sin perder por un segundo la paciencia por la situación. Como anuncia el título, tendrán un altercado, vaya que si. Muy buena historia. 





La duna ha sido uno de los relatos que más me han decepcionado. Personajes sin encanto y un final previsible.  

En Niño malo conoceremos la historia de un hombre que ha sido sentenciado a la pena de muerte. Después de mucho tiempo negándose a hablar, incluso con su abogado, unos días antes de efectuarse la ejecución decidirá hablar y contará los motivos que le llevaron a asesinar a un niño. Aunque la historia tiene tintes fantásticos, la narración del protagonista y cómo va desarrollando la historia ha hecho que sea un relato muy interesante. 

Y nos trasladamos al viejo oeste, donde los criminales son colgados en la horca. Una muerte narra la historia de un hombre que ha sido acusado de asesinar a una niña. El sheriff tiene dudas sobre su historia, y deberá tomar la decisión de confiar en el acusado o escuchar al resto del pueblo. 

En la antología hay dos poemas, La iglesia de huesos y Tommy. El primero me ha sido imposible conectar con él, y con el segundo, dedicado a los hippies en sus horas más oscuras, tampoco he terminado de verle el sentido (respecto a que no me encaja con el resto de historias). 




En La moral, King lleva a sus protagonistas a explorar temas morales y donde estos quedan atrás. Muy interesante la figura en la que recae ofrecer una importante suma de dinero para que una mujer lleve a cabo una fechoría a la que en un primer  momento, se niega.

Más allá se desarrolla en el purgatorio, donde el protagonista tendrá que decidir qué puerta quiere tomar. Muy interesante el mundo creado en este relato corto, con un purgatorio donde las vidas son un trámite, y donde vamos conociendo qué clase de vida han llevado las personas que pasan por allí. 

La trama de Ur se centra (una vez más) en un hombre que compra en la web de Amazon un Kindle. En un primer momento le asombra que haya llegado tan rápido, pues él no eligió el envío de un día... tras esto, será el color lo que llame su atención. Una historia que me ha dejado bastante indiferente debido a su dimensión y a lo que cuenta en ella (en otros relatos más breves consigue narrar maravillas...)




Herman Wouk todavía vive vuelve a narrar una historia muy humana, y por desgracia, triste. El relato comienza con una nota de prensa sobre un accidente en el que han fallecido siete personas. A partir de ese momento acompañamos en su viaje a dos coches, en los que viajan siete personas. ¿Qué va a suceder? ¿Qué personajes están viviendo sus últimos momentos?

En No anda fina cuenta la historia de un publicista que se niega a perder a la persona a la que ama, a pesar de su enfermedad le confiesa que no dejará que nadie se la lleve. Por cierto, el relato está dedicado a su hijo, Joe Hill,  quien también hace acto de presencia en el primer relato cuando el pequeño que se escapa hacia el área de servicio descubre un ejemplar de Locke & Key. 

Billy Bloqueo ha sido uno de mis relatos favoritos. No entiendo casi nada de béisbol salvo alguna posición de los jugadores, pero la manera de narrar de King ha hecho que conecte con la historia desde el primer momento, y me interesara por el magnífico año que vivió el equipo de Billy tras su fichaje. y todo lo que aconteció después. El final me ha encantado, no me lo esperaba. 




Pimpollo es una historia desgarradora que de desarrolla en un centro de personas mayores. Siempre me ha aterrorizado ese momento de no tener ninguna motivación más salvo esperar la muerte.

En El hombrecillo verde el autor nos enfrenta a otro tipo de miedos. Como su protagonista indica, hay dos cosas indispensables en la vida: la propia vida, y el no sentir dolor. Tras sufrir un accidente, el protagonista permanece en una cama debido a los fuertes dolores que sufre, de nada sirve ser el sexto hombre más rico del mundo. Entretenido y con un final esperado y a la vez perfecto.

Ese autobús a otro mundo cuenta la historia de un hombre que viaja a Nueva York para realizar una entrevista, pero podría contar la historia de la mayoría de personas que viven pendiente de sí mismos y no tienen tiempo para nadie más. 




Necros me ha recortado a otras historias por su idea principal, pero me ha encantado como esta narrada. Un periodista se dedica a realizar necrologías de gente conocida en una revista online, hasta que un día, preocupado por quedarse estancado realizando esa misma tarea, y sintiendo que podría estar ganando más dinero. Enfadado, decide acabar con su rabieta escribiendo la necrología de la persona causante de su situación. Muy buena pero esperaba un giro final (incluso) más aterrador.

Fuegos artificiales en estado de ebriedad es uno de los relatos más cómicos de la antología. Y aunque la situación es un poco extremista, la idea inicial es muy cotidiana. Y es que resulta difícil que nadie haya tenido en su vida a unos vecinos capaces de sacarnos de nuestras casillas. Una familia de nuevos ricos (dichosa lotería, a mí nunca me toca nada), tendrá que hacer frente a los vecinos que tienen al otro lado del lago. Cada 4 de julio la familia intenta hacer frente a sus vecinos en una curiosa guerra ... Yo también he odiado cada vez que sonaba la dichosa trompeta.

Cierra la antología Trueno en verano, una historia apocalíptica con un desenlace que me ha dejado con sensación de tristeza.





En definitiva, no conseguí conectar con los poemas, y salvo un par de relatos, el resto me han entretenido por la facilidad con la que Stephen King conseguía meterme en escena. Hay, como suele suceder en toda antología, varios relatos que están muy por encima de la media y que me han encantado.  Un libro interesante para acercarse al autor.

He disfrutado también con el hecho de contar con una introducción en cada relato, donde el autor narra cómo o qué le inspiró para crear el relato. Es una manera de acercarnos al escritor y conocerle un poco más.




Gracias a Plaza & Janés por el ejemplar. 

1 comentario:

  1. Hola :) A este le tengo bastantes ganas. King es siempre sinónimo de que al menos voy a estar entretenido unas cuantas horas. Un abrazo^^

    ResponderEliminar