23/7/15

El hombre en el castillo


El hombre en el castillo  (The Man in the High Castle )
Philip K. Dick (Traducción de Manuel Figueroa
Booket
272 páginas  | 2014


La Segunda Guerra Mundial ha terminado en 1947, siendo los Aliados derrotados por el Eje. Los Estados Unidos han sido invadidos y consecuentemente divididos entre japoneses y alemanes, del mismo modo que Alemania tras su derrota en el «mundo real». Un autor que se acerca a un escenario como el propuesto se enfrenta al problema de describir cómo sería el mundo si los nazis hubieran ganado la guerra. 



Publicada en 1962,  con la novela "El hombre en el castillo" Philip K. Dick consiguió su único Premio Hugo a la mejor novela en 1963. La historia se desarrolla en Estados Unidos, dos décadas después del fin de la Segunda Guerra Mundial, en la que los Aliados fueron derrotados por las Potencias del Eje.   Estados Unidos está dividido en tres zonas: Estados Unidos, bajo control alemán;  los Estados del Pacífico, que pertenecen a Japón;  y los Estados de las Montañas Rocosas, zona neutral. 



Narrado en tercera persona, los capítulos van alternando las vivencias de varios personajes. Robert Childan, vendedor de antigüedades norteamericanas que con los años se ha convertido en un referente para los compradores japoneses. Se muestra ante ellos con inferioridad y está constantemente preocupado por actuar bien ante ellos. Frank Frink, quien trabaja en una empresa realizando artículos y decide cambiar de empleo y crear piezas de joyería junto con un compañero de trabajo.  Juliana, ex mujer de Frank, en la actualidad reside en la zona neutral trabajando como monitora de judo, su vida cambia de manera drástica cuando conoce a un nuevo interés amoroso. 



Algunos temas me parecieron menos interesantes, como el negocio de las antigüedades. Si bien en un principio me pareció una idea curiosa, terminó aburriéndome un poco en culpa por el personaje de Childan y los secundarios con los que se cruza su historia. Otras sin embargo te mantienen enganchado a la historia para saber qué es lo que está sucediendo con varios personajes que son un absoluto misterio (Tagomi, Baynes).   Disfruté con Juliana, quien en un primer momento me pareció un personaje simple, creyendo que su historia volvería a enredarse con la de su ex marido, pero que poco a poco va ganando mayor relevancia. En parte gracias a ser uno de los personajes que desarrolla una de las mejores ideas del libro, que es la existencia de otro libro, "La langosta se ha posado", donde se narra otra historia alternativa de lo ocurrido durante la guerra. 

La terrible visión de Philip K. Dick sobre lo que hubiera sucedido si los alemanes hubiera continuado con su exterminio mundial es asoladora. Igual de interesante es la imagen de Estados Unidos según Hawthorne Abendsen, el autor de la novela ficticia de la que hablan algunos personajes. 



El desenlace me resultó un tanto confuso. Después de leer el libro (y he querido mantenerlo) le puse tres estrellas y media. Me gustó pero había algo que no terminaba de hacer clic. Después de varios días de haberlo terminado, mientras escribo estas palabras, habiendo tenido tiempo para ordenar en mi mente lo que he leído, mi impresión de la novela es incluso mejor.   Se dejan cuestiones sin explorar, como la visión de un personaje dentro de la zona de influencia nazi, pero en general la ucronía es esencial para disfrutar de la amplia obra del autor y sin duda volveré a leerla.  




El 20 de noviembre de 2015, Amazon estrenó la miniserie "The Man in the High Castle" basada en la novela. Producida por Frank Spotniz (Crossing lines) entre el elenco se encuentran Rupert Evans (Fran Frink), Luke Lleintank (Joe) y Alexa Davalos (Juliana Crain)

Ver trailer 


3 comentarios:

  1. Del señor Dick solo he leído 'Ubik' y también gana en el recuerdo como te ha pasado con este. Lo quiero leer desde hace tiempo, sobre todo desde que supe que lo iban a convertir en serie o algo así.

    ResponderEliminar
  2. A mí me pasó un poco como a ti, me gustó, pero como todo el mundo lo tiene tan encumbrado, pues no me pareció a la altura. En general me ha pasado con toda la obra de Dick, que sí, sería visionario en ciertos sentidos y le irían las ralladas, pero no me parece tanto como la gente dice. Pero bueno, que aun así me gusta :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí al final todas sus historias terminan gustándome, aunque con la primera me costó mucho. Tengo ganas de seguir con su obra porque por ahora tiene ideas muy interesantes, imagino que cada vez me será más fácil seguir sus historias.

      ¡Un saludo!

      Eliminar